Así operaba pareja de feminicidas de Ecatepec

84

México.- Gran preocupación y estremecimiento ha causado en la población la detención de Juan Carlos ‘N’ y Patricia ‘N’, quienes son señalados como responsables de al menos 10 feminicidios cometidos en el municipio mexiquense de Ecatepec.

Esto luego de que el pasado 5 de octubre fueron hallados restos humanos en dos domicilios en los que las autoridades realizaron cateos, así como en un predio en las inmediaciones de su vivienda.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que durante las diligencias se hallaron ocho cubetas de plástico, de 20 litros cada una en cuyo interior se ubicaron restos humanos cubiertos de cemento. Mientras que en un refrigerador se localizaron restos congelados envueltos en bolsas de plástico.

Se trata de Samantha, Nancy y Evelyn, cuyas madres declararon en las tres conocían a una mujer que les vendía ropa o quesos y aunque ellas no se conocían entre sí, sus desapariciones compartían rasgos en común, todas eran madres solteras.

El fiscal general del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez informó que las investigaciones han arrojado que en algún momento las víctimas tuvieron relación con la pareja, por lo que las autoridades establecieron un operativo de vigilancia en la colonia Jardines de Morelos, sitio donde se hallaba la vivienda de los presuntos feminicidas.

En su declaración ante el agente del ministerio público, Juan Carlos “N” dio a conocer que el odio hacia las mujeres fue provocado por su madre, quien cuando él era un niño lo vestía de mujer y lo obligaba a observar cuando ella mantenía relaciones con diferentes parejas.

El magistrado Eduardo Jiménez consideró que ambos representan un riesgo para la sociedad, por lo que determinó medidas cautelares, lo que significa que deben permanecer en prisión preventiva durante el proceso judicial que enfrentan.

Exámenes siquiátricos, que fueron practicados por la fiscalía mexiquense, establecieron que Juan Carlos presenta un trastorno mental de tipo sicótico y de personalidad; mientras que Patricia tiene un retraso mental de nacimiento y un delirio inducido adquirido, pero ambos pueden distinguir entre el bien y el mal.

La pareja estuvo junta durante la audiencia y no hicieron algún comentario, su abogado defensor de oficio lo único que manifestó al juez fue que considerada que la medida impuesta es
desproporcionada.

Juan Carlos y Patricia fueron ingresados al penal estatal de Chiconautla este fin de semana, donde permanecerán recluidos mientras se efectúa el proceso en su contra.

Con información de Paco Zea