Buscan conscientizar a personas con diabetes tipo 2 sobre riesgo cardiovascular

33
FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM

El cuidado de la diabetes y la salud cardiovascular debe incluir una dieta saludable, actividad física regular, sin consumo de tabaco y monitoreo continuo de los niveles de glucosa en la sangre, afirmó el doctor Rafael Bravo.

En el marco del Día Mundial del Corazón, que se conmemora el 29 de septiembre, la compañía Novo Nordisk lanzó la campaña “No permitas que la diabetes te rompa el corazón”.

Con esta iniciativa busca generar mayor conciencia sobre la causa número uno de discapacidad y mortalidad en las personas que viven con diabetes tipo 2, que es la enfermedad cardiovascular.

Rafael Bravo, director médico de la referida empresa, consideró que “el Día Mundial del Corazón es una excelente oportunidad para educar a las personas con diabetes tipo 2 sobre riesgo cardiovascular y motivarlas a tener con sus médicos conversaciones que pueden salvar sus vidas”.

A decir del especialista, si la diabetes está bien controlada, se reduce el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

Los eventos cardiovasculares son la principal causa de muerte en personas con diabetes, con el 58 por ciento de los casos, de acuerdo con un comunicado.

La diabetes tipo 2 causa elevación de azúcar en la sangre, que puede dañar las paredes de las arterias, originar la acumulación de material graso en los vasos sanguíneos, mismo que puede ocasionar un bloqueo y provocar un ataque cardíaco o derrame cerebral.

Por ello, “es muy importante que los pacientes pregunten a sus médicos sobre la forma en que un estilo de vida saludable y el tratamiento adecuado pueden beneficiarlos y reducir su riesgo de sufrir un ataque cardíaco o derrame cerebral”, señaló Bravo.

Entre las recomendaciones para reducir el riesgo, mencionó que una dieta equilibrada ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre, el colesterol, la presión arterial y el peso, por lo cual debe evitarse el consumo de alimentos con alto contenido de grasas saturadas y trans, azúcar y sal, ya que aumentan la presión sanguínea.

También sugirió incrementar el nivel de actividad física, ya que ayuda a mantener un peso saludable, mejora la presión sanguínea, los niveles de lípidos, la salud del corazón y de los vasos sanguíneos.

El especialista advirtió que “si la persona con diabetes no ha realizado ejercicio recientemente, sugerimos que consulte con su médico si puede hacerlo y como iniciarlo”.

Además de evitar el consumo de tabaco ya que causa hipertensión arterial; de igual forma, tomar los medicamentos para diabetes como se ha acordado con el médico, tener un monitoreo constante y llevar un récord de los niveles de azúcar.

Con información de Notimex