El reinado de Moreno Valle

49

DE FRENTE Y DE PERFIL 

RAMÓN ZURITA

Durante las dos más recientes décadas, Rafael Moreno Valle preparó su ascenso al poder, tratando de convertirse en una figura de nivel nacional, sin conseguirlo.

Una vez diputado federal, dos veces senador y otra más gobernador, con una ampliación de dos años y otra extensión que se le presenta para continuar siendo el hombre fuerte de Puebla, sus proyectos fuera de esa entidad no han fructificado.

Intentó, sin éxito ser candidato presidencial de l PAN y tuvo que retirarse, ante el avasallamiento de Ricardo Anaya, por lo que negoció una candidatura al Senado para él, y la de gobierno del estado para su esposa Martha Erika Alonso, a cambio de su respaldo a la candidatura de Anaya.

La negociación fue perfecta para él, ya que la historia es ampliamente conocida y Anaya fue atropellado por el tsunami obradorista, mientras él lograba su propósito.

En lo electoral en Puebla, no le fue fácil, ya que su esposa logró la victoria sobre el morenista Miguel Barbosa, por un margen cerrado y con grandes dudas, por lo que el Tribunal Electoral todavía no define si es válido su triunfo. Eso sí, los principales candidatos propuestos por la dupla Moreno Valle-Gali, perdieron todo, la alcaldía de la capital, los principales ayuntamientos y la mayoría en el Congreso. Sin embargo, lo importante es sentar en el gobierno estatal a su esposa, lo que podría validar pronto.

Hasta el momento, Rafael va retrasado en sus proyectos, pero la derrota panista parece reactivarlo, ya que consiguió su propósito de ser senador y aunque no logra el salto a la dirigencia nacional, avanza en otro sentido.