Va la nueva banda

23

 La novel generación del tricolor comandada en el banquillo por el Tuca Ferretti, y en la cancha por Memo Ochoa, enfrenta a los uruguayos

Ciudad de México.– Después de la derrota más cantada y espera­da en la historia de la Selección Nacional en los Mundiales, ante Brasil en Rusia 2018, pues está claro que nadie esperaba la ha­zaña, desde ese momento se co­menzó a delinear lo que sería el nuevo proceso.

Juan Carlos Osorio, el último seleccionador, quien quedó a la deriva después de que sólo pudo cautivar en dos partidos de la Copa del Mundo, ante Alemania y Corea del Sur, estaba claro que no seguiría, y la mira apuntó en­seguida al siguiente encargado del banquillo.

Sin embargo, antes de que comenzara a buscarse al nuevo manejador de los hilos Tricolores, la mayoría de los mundialistas pi­dieron no ser tomados en cuen­ta para los partidos de la Fecha FIFA de septiembre, y esto les abrió las puertas a futbolistas jó­venes que apuntan como el futu­ro del cuadro verde.

Y será esta noche, con Ricar­do Ferretti cumpliendo otro inte­rinato, aunque su estadía podría alargarse si es que Tigres le da vía libre para quedarse al frente, que México arranca otra era, en­grosando una plantilla con muchos jóvenes, que apenas cuentan con el cobijo de tipos más experimen­tados como Guillermo Ochoa, Raúl Jiménez, Jonathan dos San­tos, Hugo Ayala y el mismo Hirving Lozano.

El sinodal, para comenzar un camino rumbo a Qatar 2022 que hoy podría parecer muy largo, será Uruguay, con el 90 por ciento de los elementos que disputaron la última justa veraniega.

El escenario, el NRG Stadium de Houston, Texas, casa de los Texans de la NFL, porque los com­promisos en Estados Unidos esos se mantienen.

Y fue un Tuca que de verdad luce contento, feliz y sonriente en­fundado con la ropa de seleccio­nador nacional, quien dijo en con­ferencia de prensa que ya tiene al equipo que enfrentará esta noche a los charrúas, aunque antes de adelantar o dar pistas, respondió con jiribilla al grupo reporteril.

“Ya tengo definido el cuadro y todo, y mañana (hoy) lo verán. No coman ansias, no sean curiosos, también les da la oportunidad de que ustedes puedan inventar cier­tas cosas, y a lo mejor atinan, que es importante, si no, pues no hay la polémica entre ustedes”.

Al ser cuestionado respecto a quien portará el gafete, aunque todo apunta a Ochoa, Ferretti ase­guró que ni lo ha pensado.

“Fíjate que me preguntas, y yo ni me había puesto a pensar; ‘¿quieres ser capitán?’, bueno Raúl (Jiménez) va mañana. Cualquiera, no tengo ningún problema, aquí mi compadre Raúl y mi compadre Memo (Ochoa), cualquiera de los dos puede tener esta responsa­bilidad, porque cuando escojo no quiere decir que sólo es para aven­tarse el volado.

“Es el jugador que tiene una gran capacidad de lectura táctica, y además debe de tener inclusive la capacidad de que si hay que ajus­tar algo, hacerlo, independiente de que no debe esperarse al medio­tiempo para poder platicar conmi­go”, bromeó el estratega, pues el delantero del Wolverhampton fue uno de los que lo secundó durante su comparecencia en el escenario de la ciudad sideral.