Del temor al gozo

154
Salvador Trejo

La cosa se está poniendo del cocol para muchos cantantes y agrupaciones del género regional mexicano, ya que el crimen organizado les cobra derecho de piso por presentarse en las diversas entidades del país, pero no solo eso, sino que algunos han recibido amenazas, como se dice sucedió con Calibre 50, quien tuvo que cancelar su presentación en le Feria de Teziutlán, Puebla, porque el grupo criminal que domina esa zona presuntamente amenazó con atentar contra el grupo por cantar corridos para los contras, en este caso para El cártel de Sinaloa, por lo que no les quedó más remedio que aplicar el refrán que dice “más vale aquí corrió que aquí murió”.

Afortunadamente ese mal episodio que vivió Calibre 50, se mitigó con el rotundo sold out, que consiguieron el fin de semana en el Auditorio Nacional, donde se presentaron por primera ocasión, pero no solo eso, sino que recibieron múltiples discos de Oro y Platino por sus discos Desde el rancho, Guerra de poder y Mitad y mitad; además de que su vocalista Edén Muñoz, fue reconocido por SESAC como Compositor del año.

Pasando a otra cosa, les cuento que Valentina, la hija menor de Valentín El Gallo Elizalde, ya anda haciendo sus pininos en la música grupera y acaba de grabar junto a Mario Delgado Jr. el tema Vuelve cariñito, que hiciera famoso su padre.

Valentina Elizalde ya había participado en el disco Tributo a Valentín Elizalde, que le hicieron hace un año, pero ahora sí va de lleno por su cuenta e impresiona porque heredó el timbre de voz y carisma de su padre. Veremos si la chiquilla es capaz de lograr el éxito que alcanzó su progenitor, sobre todo ahora que hay una escasez tremenda de figuras femeninas en el regional mexicano.

El fútbol y la música siempre han ido de la mano y me quedé sorprendido porque en el Banc California Stadium, de Los Ángeles, se llevó a cabo un partido de celebridades y exjugadores de los equipos América y Chivas y varios gruperos participaron en el encuentro, siendo los más activos Luis Coronel y Germán Montero.

Por cierto, este último me dejó con el ojo cuadrado por lo bien maneja el balón y con el número 21 en la playera defendió los colores de las Chivas, equipo al que defiende con pasión. El entradón fue impresionante, lo que demuestra la popularidad que tiene los gruperos hoy en día.