Cuídalos ¡sin químicos!

31

CUANDO LA SALUD no está bien y las enfermedades comienzan a aparecer, se suele recurrir casi por impulso a la medicina tradicional. Lo mismo sucede con las mascotas. Ante el primer síntoma de malestar, sus dueños acuden a los veterinarios. Sin embargo, existe una rama de la medicina que se encarga de tratar todo tipo de enfermedades de manera integral.

La homeopatía es para muchos una de las alternativas más efectivas para tratar enfermedades de tipo alérgicas, de comportamiento o afecciones relacionadas con el estrés y la ansiedad. Tanto seres humanos como animales pueden ser tratados holísticamente o complementando los métodos clásicos.

Samuel Hahnemann, médico alemán y creador de la homeopatía, experimentó por primera vez con un tratamiento homeopático en su propio caballo para curarlo de una enfermedad de tipo ocular. Tras notar que los resultados fueron positivos, se encontró en condiciones de afirmar que ese nuevo método también podía usarse en animales de manera adaptada.

Uno de los aspectos más positivos es que los medicamentos homeopáticos no tienen efectos tóxicos ni secundarios. Se utilizan medicamentos especiales elaborados con productos que se obtienen del reino vegetal, animal y mineral. El veterinario Jorge Muñoz, especialista en homeopatía animal, explicó a Infobae que lo que se busca es que el organismo reaccione y genere una energía vital para autocurarse.

“A diferencia de otras especialidades, creo que es muy efectiva y muy fácil de administrar. Lo interesante es que cada caso es distinto y todo el tiempo hay que estar informado y actualizado ya que cada paciente es diferente. Las curaciones y reacciones que se dan en los animales con respecto a los remedios son notables”, aseguró el experto.