Cara a Cara con Dianna Motta

8177
Raquel Bigorra

Detrás de esa belleza y gracia, hay una chica humilde. Vaya agradable sorpresa la que nos hemos llevado con la llegada de Dianna Motta al teatro. La nueva compañera resultó ser buena actriz y entrona para el relajo. Se ha acoplado de maravilla en la compañía. Pero detrás de esa sonrisa y gracia, hay una historia de lucha. Para la colombiana no ha sido nada fácil encontrar una oportunidad en este medio.

¿Cuántas puertas tocaste antes de entrara a la obra A oscuras me da risa?

Muchas puertas. Salí de Colombia a los 17 años y desde ese momento he tocado muchas puertas. Es una carrera muy difícil pero aquí estoy, luchando y agradecida con Dios y el universo, porque se me abrió una puerta grandotota con la obra de teatro.

Aparte de estudiar actuación, sé que tienes otra preparación.

Sí. Aparte de actriz soy Licenciada en Administración de Empresas. Soy una mujer emprendedora de negocios, me encanta los negocios, pero amo la actuación. Por eso estoy tan agradecida con esta oportunidad de estar en el teatro con ustedes.

¿Fue grande el reto de interpretar a Graciela en la obra?

Fue un gran reto para mí en tres días aprenderme todo el libreto. Mis amigos al principio me decían: ‘estás loca, cómo lo vas hacer’. Pues lo logré y en mi primera función, me caí del bar al piso, pero seguí actuando.

No sabes el susto que nos llevamos todos en tu caída en el estreno.

Pero se siente la buena energía de todos. Les agradezco mucho que me apoyaran y me han hecho sentir parte de la familia. Para mí es un orgullo trabajar con Bisogno, contigo, con Benito, José Luis, Ariel Miramontes, Jorge Salinas, Armando Araiza. Cada función es única y diferente. Estoy aprendiendo muchísimo.

¿Qué es lo que más te gusta de México?

Me gusta todo. Es un país de oportunidades. Amo a los mexicanos, su cultura, gastronomía, su alegría. Todo me encanta. Yo ya me considero Colombomexicana. Llevo gran parte de mi vida en este país hermoso. Claro que extraño a mi mamá, a mi casa, mis raíces, a la familia. Pero aquí estoy cumpliendo mis sueños. Desde muy pequeña veía las novelas mexicanas y siempre soñé con estar aquí. Es un sueño hecho realidad.

¿Alguien de tu familia es artista?

Mi mamá es artesana. Yo vengo de una barrio muy humilde de la ciudad de Ibague, en Colombia se llama La gaviota, conozco muy bien la humildad y los sueños, por eso para mí también es un sueño poder ayudar. Me contó que en futuro le gustaría hacer una fundación para ayudar a mujeres maltratadas. Seguramente así será, pues es una chica muy tenaz que no sabe tirar la toalla. Bien por Dianna Motta. Los esperamos en el teatro en el gran regreso después del Mundial, el 27 de julio en k. Nos leemos mañana en Ahí viene la Bigorra.