Diario Basta!

De locura

Las cosas están cambiando y creo que para bien en la lucha libre mexicana, pues en las últimas semanas hemos sido testigos de acontecimientos que hasta hace poco eran impensables, como el hecho de ver de vuelta en las filas del CMLL a L.A. Park, y el anuncio del debut de uno de los luchadores más completos y espectaculares de los últimos tiempos como es Rey Fénix.

Sin embargo, no deja de sorprenderme lo que han hecho estas dos figuras que hasta hace poco dominaban en el circuito independiente, uno como líder de La Familia Real, y otro como parte de La Rebelión, que lo llevó a internacionalizarse.

Lo más significativo, creo yo, que han dejado estos dos gladiadores, además del gran arrastre que tienen con el público, es que no se han dejado gobernar por ninguna empresa; la muestra más clara la puso Rey Fénix el pasado fin de semana, pues a escasos días de su debut en las filas del Consejo, sorprendió a propios y extraños al presentarse en la función Verano de Escándalo, que se celebró en Monterrey, y como verdadero intruso llegó a golpear a cuanto rudo se le puso enfrente, incluyendo a Konnan, que dicho sea de paso, también regresó a la AAA.

La explicación que dio Fénix sobre su desconcertante decisión es que la lucha libre cada vez tiene que ser más libre, que los luchadores son la materia prima principal y el público que paga por un boleto tiene derecho a ver mejores espectáculos. Comparto su opinión, porque no hay mejores ni peores empresas, sino mejores luchadores y eso es lo que hace la diferencia; aplaudo a Fénix, a L.A .Park, a Pentagón Jr, y a otros que se han encargado de revolucionar este deporte, y poco a poco han ido rompiendo la barrera que existía entre las distintas empresas, porque esto nos dará la oportunidad de ver encuentros increíbles , y el más beneficiado será el público, además de Doña Lucha. Nos leemos en la próxima.