Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 22, 2024

Voces

Arreando al elefante | Tu salud en una etiqueta

204 lecturas

La próxima semana la SCJN discutirá tres amparos presentados por Santa Clara (Femsa, Coca-Cola), Herdez, Nutrisa y otras para eliminar el etiquetado claro, la organización Poder del Consumidor hizo un llamado para que prevalezca el interés y salud del consumidor y no el de las empresas.

Una de las iniciativas que las grandes industrias no le perdonan al doctor López Gatell fue su compromiso por el etiquetado claro, que sirve de orientación al consumidor final para elegir entre uno y otro producto, la lucha férrea llevó a que finalmente se instituyeran las etiquetas negras en los productos, sin embargo, las industrias se ampararon.

De acuerdo con las ultimas resoluciones de la corte, no sería raro que una vez más fallara en favor de las empresas y en contra de los ciudadanos. ¿no tenemos derecho a saber si un alimento tiene exceso de sodio, de azucares, de grasas saturadas?, ¿no es obligación de la corte velar por la salud de los mexicanos?

Hasta hace no mucho era difícil ver en la calle gente con obesidad, contrario a lo que sucedía en Estados Unidos, campeón de las tallas extras, hasta que llegó el tratado de libre comercio y con el libre mercado, comenzaron a introducirse frituras, carbohidratos en exceso y comida chatarra, Fox hizo de México el país de la Coca-Cola, transformando nuestra agua en veneno y rápidamente nos convertimos en el país con el 70% de obesos, los índices de enfermedades cardiovasculares y diabetes crecieron, todo por favorecer al mercado; fue necesaria la implementación de estas etiquetas para reeducar al consumidor respecto a sus hábitos, hacerlo consciente de lo que implica ingerir un refresco o un vaso de agua fresca, una fruta o un Gansito.

La costumbre, la rapidez de alimentos pre-cocinados, un atractivo empaque y la promoción modifican constantemente los hábitos alimenticios desde la infancia de tal suerte que ahora vemos mexicanos cada vez más jóvenes con obesidad y diabetes.

Desafortunadamente, en el ánimo de los mercados no está en modificar recetas, lo cual sería plausible, sino el litigar por “sus derechos” en contra del bien común y con el beneplácito de la corte. Ojalá me equivoque, pero estoy segura de que ésta también, será una batalla perdida.

Ana María Vázquez

Escritora

@Anamariavazquez

Te puede interesar

Advertisement