Síguenos

¿Qué estás buscando?

mayo 24, 2024

Voces

Periodismo subjetivo | Mientras Xóchitl se desmorona, Claudia se consolida

37 lecturas

JORGE GÓMEZ NAREDO
@jgnaredo

A los de la oposición nada les sale. Ellos pensaron que con Xóchitl Gálvez iban a tener a una candidata del pueblo, que pudiera hacer clic con la gente humilde, y pues no. Al contrario, cada vez hay más repudio a la panista que se quiere hacer pasar como muy gente de abajo, pero nadie se la cree.

Y tan es así que en las mediciones que se han hecho con rumbo a las elecciones de 2024, Xóchitl cada vez sale con menos intención de voto. Es el caso de la más reciente encuesta de Covarrubias y Asociados, en la cual la diferencia entre entre Claudia Sheinbaum y la panista es de más del 50%.

El desmoronamiento de Xóchitl es evidente: lugar a donde va, la gente la repudia. Sucedió en un aeropuerto hace una semana y hace unos días en una carretera en Tabasco. Y es que la población mexicana cada vez está más consciente de todo, y se da cuenta que Xóchitl ni es del pueblo ni ha trabajado para el pueblo ni piensa en el pueblo ni quiere al pueblo.

Xóchitl ya tiene muy pocos eventos con gente, y los que tiene, son en lugares muy pequeños, donde no se ve que nadie va a verla. Y es que, incluso los mismos panistas no ven con buenos ojos a quien fue impuesta por Claudio X. González como candidata a la presidencia del PRIAN.

Lo que ha hecho Xóchitl contrasta con lo que hasta ahora ha hecho Claudia Sheinbaum, quien ha comenzado a recorrer el país y a encontrarse con la gente en actos masivos, la mayoría en espacios al aire libre. Ahí se puede ver claramente que acuden muchas personas.

Además, ha sabido también hacer política: ha comenzado a tejer una gran cantidad de alianza por todo el país, para que no sólo en 2024 se gane la presidencia de la República (algo muy pero muy probable), sino que también Morena se haga con la Cámara de Diputados.

Así pues, es muy claro que la oposición tiene hoy a una candidata ya derrotada, que no levanta y que no tiene carisma para hacerlo, mientras en Morena se tiene a un liderazgo que ha logrado la unidad entorno a un proyecto de izquierda humanista y centrado en el pueblo.

El 2024 será el derrumbe estrepitoso de la oposición. Y eso es una buena noticia.

Te puede interesar

Advertisement