Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 22, 2024

CDMX

Encabezan Milpa Alta y GAM casos de maltrato animal

Visitas

Necesarios castigos más severos a los victimarios; actualmente se sanciona hasta con 10 años de prisión

Omar Montalvo

Ciudad de México. – En las semanas anteriores, en las redes sociales se hicieron virales casos de crueldad hacia perros en Puebla y el Estado de México, lo que motivó a varias asociaciones a realizar una marcha en la capital del país para exigir castigos más severos contra el maltrato animal, un delito que encabezan las alcaldías Milpa Alta y Gustavo A. Madero.

De acuerdo con datos de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (Paot), en casi medio año de 2023 la alcaldía Milpa Alta, gobernada por Judith Vanegas, ocupa el primer lugar con 85 por ciento del total de las denuncias presentadas en la Ciudad de México por maltrato animal. En tanto, la alcaldía Gustavo A. Madero, a cargo de Francisco Chíguil, se ubica en el segundo sitio con el 60 por ciento, en el mismo periodo.

Lo que ocurre en ambas demarcaciones demuestra que la crueldad contra estos seres sintientes es un síntoma del deterioro social. En los últimos años, la GAM se ubicó entre las tres alcaldías con mayor incidencia delictiva, mientras que en Milpa Alta sus habitantes han denunciado la presencia de grupos criminales con armas largas.

Los activistas que luchan en contra de la crueldad animal, sobre todo tras los casos de Puebla y Estado de México, están convencidos de aumentar las penas para los infractores con una Ley General de Protección Animal.

En la CDMX, la Ley de Protección de los Animales considera que el maltrato animal es todo acto u omisión humana que pueda ocasionar dolor o sufrimiento, poner al peligro la vida, afectar la salud, y la sobreexplotación de los animales.

Además, la Ley de Cultura Cívica capitalina establece penas que van de los dos a los seis años para quien maltrate, lastime o maltrate a las especies. Aunque el castigo más grande es de diez años de prisión para las personas que provoquen la muerte no inmediata y prolonguen la agonía de los animales, tal como lo hicieron Sergio “N”, quien arrojó a un perro a un cazo de aceite caliente y Vanessa “N”, adolescente que torturó al lomito Huellitas y lo publicó en sus redes sociales.

TE RECOMENDAMOS: Investiga FGR a Irarragorri

Te puede interesar

Advertisement