Síguenos

¿Qué estás buscando?

diciembre 6, 2022

Voces

Arreando al Elefante | Historia de un basurero

Ana María Vázquez 

En la época colonial, era una vía para llegar al
Estado de México, luego lugar para extracción
de material para construcción y posteriormente
tuvo el triste honor de ser el basurero más grande
de Latinoamérica, eran los años 70; para los 80 el gobierno de entonces cedió algunos terrenos a la Universidad Iberoamericana y poco a poco la zona
se fue poblando, pero no fue sino hasta los 90 que el vertedero fue clausurado y “rehabilitado” con canchas de futbol y estacionamiento, aunque solo se aplanó el lugar y se puso tierra en la superficie, sin embargo, aún hoy, esa zona es una bomba de tiempo debido a la gran cantidad de metano que se ha acumulado debido a los desperdicios sobre los que se asienta.

En 1993, el centro comercial potenció la explosión demográfica de Santa Fe, dividiendo al lugar en dos sectores claramente visibles, los ricos y los pobres,
a los que solo los divide una avenida, un puente y el panteón. Solo 25 años después, es decir, en 2012, se publicaron los lineamientos para la construcción en aquella zona, pero ya era demasiado tarde; los edificios se construyeron sobre barrancas, crecimiento urbano irregular, edificaciones de mayor altura a la permitida y sobrepoblación que compraba a precios exorbitantes el metro cuadrado de la zona de “moda”, misma que comenzó a mostrar su peligrosidad en 2015 al desgajarse un cerro muy cerca de unos condominios de lujo; ese lugar, se supo después, había sido objeto de mineros que fueron rebajando la zona para extraer grava y arena, cuando el lugar todavía no se clasificaba como habitacional.

A la desigualdad ya evidente y la voracidad de las constructoras, se sumó la delincuencia de cuello blanco y es hoy, luego de que hace poco más de un
año, ocurriera una explosión en un edificio de la alcaldía Benito Juárez, que el Gobierno de la Ciudad de México bautizara como el Cártel Inmobiliario a la red de intercambio de favores, tráfico de influencias
y lavado de dinero de un grupo que presuntamente operó desde 2006 hasta el 2018 y que corre por varias alcaldías.

Recientemente algunos edificios de Santa Fe, el antiguo vertedero convertido en ciudad de ultralujo, fueron asegurados y los habitantes de varios condominios fueron desalojados y sus habitantes y/o dueños, citados con una orden judicial.

Curiosamente, estos asentamientos irregulares y megaobras, como la de Plaza Artz, que también sufrió un derrumbe mientras se construía en julio de 2018.

Te puede interesar

Advertisement