Síguenos

¿Qué estás buscando?

mayo 17, 2022

100% Deportes

La columna vertebral del México del Tata Martino para el Mundial 2022

El conjunto del Tata Martino llegará a la jornada de selecciones del mes de enero en posiciones que garantizan el billete directo a la cita tan esperada.

Seis partidos separan a México de la Copa del Mundo de 2022. El conjunto del Tata Martino llegará a la jornada de selecciones del mes de enero en posiciones que garantizan el billete directo a la cita tan esperada. Actualmente ocupan la tercera posición de la clasificación CONCACAF con 14 puntos, uno por debajo de Estados Unidos y dos por debajo de Canadá. Por detrás tienen a Panamá, cuarto y quien iría al repechaje, con el mismo número de puntos.

Aunque falta confirmar la clasificación, con casi total seguridad los mexicanos estarán a finales de 2022 en Qatar. La Tricolor es una histórica en este tipo de competiciones intercontinentales, aunque siguen lejos de ser la favorita en los pronósticos. Muchos usuarios aprovechan estos mismos pronósticos y las free bets de las casas de apuestas deportivas mexicanas, en los que parece que la Copa estaría ahora mismo entre dos grandes potencias futbolísticas: la Brasil de Neymar Junior y la Francia de Kylian Mbappé.

El objetivo mexicano parece que está claro de entrada. Desde 1994 han participado en todas las citas mundialistas, siempre pasando de la fase de grupos, pero no llegando a cuartos de final. Así pues, ser de los ocho mejores del planeta ya sería motivo de celebración. La mejor clasificación en la historia de la selección se dio en los dos campeonatos acogidos por el país, en 1970 y 1986, en los que llegaron a los cuartos de final.

Veteranía para el Mundial

Hay varios jugadores, agotando sus opciones de disputar una cita mundialista, que deben dar un paso adelante para liderar al combinado nacional. Seguro que será muy especial para Raúl Jiménez, delantero del Wolverhaptom, que ha vuelto a la rutina después de un tiempo alejado de los terrenos de juego por un golpe en la cabeza. Como si nada, ya lidera al equipo inglés y ha regresado con la Tricolor. Si llega en un buen estado físico, será la referencia goleadora del equipo.

IMAGE >> https://c.pxhere.com/photos/e2/82/soccer_football_field_grass_night_evening_lights_lighting-1135305.jpg!d << PHOTO

En la medular parece que tendrán un papel clave dos jugadores que han hecho carrera sobre todo en Portugal. Se trata de Jesús Corona, del Oporto, y Héctor Herrera, del Atlético de Madrid. Los dos aportan ese punto de equilibrio y tranquilidad en un equipo que en numerosas ocasiones peca de vertical. Además, son centrocampistas con llegada y que pueden dar más de una sorpresa desde segunda línea.

Aunque no apuntan a titulares indiscutibles, quienes pueden tener un peso importante en la unión del vestuario son Héctor Moreno, del CF Monterrey, y Andrés Guardado, del Real Betis. Sus apariciones con México están yendo a menos, dando paso a las nuevas generaciones, pero su experiencia compitiendo en ligas reputadas puede resultar muy útil en momentos decisivos de una competición que no permite ni un descanso.

Otro clásico también lo encontramos en la portería. Todo apunta, salvo sorpresa, que Guillermo Ochoa defenderá el arco en Qatar 2022. A pesar de tener 36 años, no hay un relevo claro en la posición de arquero y podríamos estar hablando de la última cita intercontinental del actual portero del América.

Potencial en la élite

En ataque, el Tata Martino tiene mucha pólvora, gol y desequilibrio. Dos de las figuras que se espera que exploten en el Mundial son Hirving Lozano, del Nápoles, y Orbelín Pineda, del Cruz Azul. Los dos son perfiles diferentes, aunque compatibles para acompañar a Raúl Jiménez en la punta de ataque. El primero se trata de un extremo desequilibrante y muy eléctrico; mientras que el segundo, un mediapunta muy talentoso ideal para filtrar el último pase.

IMAGE >> https://c.pxhere.com/photos/59/23/football_lawn_crown_game_stadium_field_castellan_brazil-924299.jpg!d << PHOTO

Quien parece que tiene su posición asegurada y que seguirá siendo así en condiciones normales es Edson Álvarez, líder de 24 años de la medular de la selección y del Ajax de Ámsterdam. Se trata de uno de esos jugadores jóvenes que parece un veterano en su puesto, con mucha clase en la construcción de la jugada y gran rendimiento en el repliegue defensivo. Ya suena para las grandes ligas de Europa y no es de extrañar viendo su excelente rendimiento desde que llegó al viejo continente.

Sin hacer demasiado ruido, Néstor Araujo ha ocupado una de las plazas en el eje de la defensa en los encuentros más exigentes. El defensa del Celta de Vigo lleva tres años y medio en España, y su salto de calidad es indiscutible. Defensivamente es muy convincente y es un portento en el juego por arriba. Podría hacer dupla con el joven Johan Felipe Vásquez, central del Génova. El de 23 años ya brilló en los Juegos Olímpicos y está convenciendo al míster argentino.

Independientemente que la apuesta del Tata Martino sea de tres o dos centrales, parece que la banda izquierda de la defensa tiene nombre y apellido: Jesús Gallardo. El carrilero izquierdo del Monterrey, lateral cuando lo pide la ocasión, siempre tiene el campo rival entre ceja y ceja, y puede ser una de las mejores opciones para explotar las bandas, abrir el campo y dar más de un susto a los rivales con su buen pie para definir y asistir a los compañeros.

Las dudas del Tata

El Tata Martino sigue haciendo diferentes pruebas para encontrar el once y, sobre todo, el sistema que mejor se adecue al tipo de jugadores que tiene en la plantilla. Desde que llegó al banquillo hemos podido ver básicamente dos sistemas: el 4-3-3 y el 3-5-2. En el último parón de selecciones los usó indistintamente. Contra Estados Unidos (2-0) vimos una línea defensiva de cuatro; mientras que contra Canadá (2-1), de tres.

Parece que esta decisión será fruto del rival que se encuentre enfrente y, básicamente, de quién puede llevar la iniciativa en el centro del campo. El técnico argentino siempre apuesta por un triángulo en la medular, normalmente con Edson Álvarez como pivote, que se aproxime a la línea defensiva. Un buen repliegue será clave para los ataques veloces por la banda.

Falta un año para la Copa del Mundo de Qatar y todavía quedan partidos para hacer pruebas, aunque es necesario conseguir ganar en ellos. El billete para el país asiático todavía no está sellado, y los próximos partidos serán clave para asegurar la plaza. Quedan seis choques; dos en enero (Jamaica y Costa Rica), uno en febrero (Panamá) y tres en marzo (Estados Unidos, Honduras y El Salvador). Dos hipotéticas victorias contra costarricenses y panameños pueden asegurar las tres primeras plazas.

 

 

Diario Basta

Te puede interesar

Advertisement