Síguenos

¿Qué estás buscando?

Mundo

Inicia el martes impeachment contra Donald Trump

La cámara baja dio luz verde al juicio político del presidente de EE.UU. y envía al Senado el texto de la imputación.

México.- El juicio político a Donald Trump por el ‘Ucraniagate’ comenzará el martes de la semana que viene. Tras un mes de dilación, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (“la loca de Nancy”, según Trump) se ha rendido a la evidencia este miércoles y ha admitido que el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, no va a consensuar la parte final del proceso, que se celebra en esa cámara. O, al menos, que no la va a consensuar con los demócratas. Porque McConnell ya ha declarado que, a la hora de dictaminar cómo va a ser el juicio, “todo lo que haga va a estar en coordinación con el abogado de la Casa Blanca”.

Dado que McConnell va a decidir cómo será el procedimiento del juicio político, es evidente que éste va a ser dispuesto de la manera más favorable para lograr no solo la exoneración de Donald Trump -algo garantizado- sino, también, que todo el proceso tenga el menor coste político posible para el presidente. Es una diferencia en relación a otros procesos similares. En 1999, cuando Bill Clinton fue sometido al mismo proceso en el Senado, la mayoría republicana y la minoría demócrata pactaron los detalles.

Precisamente con el objetivo de obligar a McConnell a cambiar de posición, Pelosi ha tardado casi un mes en enviar lo que se conoce como “los artículos del impeachment” al Senado. Ha sido una especie de duelo entre dos de los políticos más experimentados e implacables de EEUU. Pero ahí ha entrado otro personaje que, aunque experimentado, no es implacable (salvo a la hora de echar broncas a sus subordinados), el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer.

Si Pelosi y McConnell controlan más o menos sus bancadas, Schumer no puede con la suya. Y es así como, poco a poco, varios senadores demócratas que afrontan una reelección complicada en noviembre han empezado a presionar para que el juicio político comience y los republicanos dejen de acusarles de alargar innecesariamente el proceso. En la última semana, el malestar se ha extendido a la Cámara de Representantes. Y Pelosi ha acabado cediendo.

Así que la presidenta de la Cámara ha anunciado quiénes serán los siete legisladores que ejercerán de fiscales (oficialmente “managers”, es decir, “gestores”) en el juicio. La selección no ha tenido sorpresas. Estarán el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff (“mierda”, según Trump), y el del Comité de Justicia, Jerry Nadler, y otros cinco representantes.

Y, tres horas y media después, la Cámara de Representantes ha decidido enviar lo que se llama “artículos de impeachment” al Senado, es decir, algo así como el texto de la imputación del presidente para el juicio político. El voto fue, como se esperaba, partidista. Todos los demócratas, menos uno, lo apoyaron. Y todos los republicanos lo rechazaron. El representante por Michigan Justin Amash, que rompió con el Partido Republicano en verano por sus diferencias con Trump, también voto a favor de enviar los artículos.

Te puede interesar

Advertisement