Síguenos

¿Qué estás buscando?

Mundo

El egoismo de la humanidad, o cómo se ve un pug por dentro

Muchas personas son fans de los Pug, una raza de perro pequeño, cuyas características (hocico pequeño, ojos saltones, piel arrugada) llaman a la ternura de la gente. Sin embargo, atrás de esto hay una anatomía que dista mucho de ser tierna.

En redes sociales, Twitter para ser exacto, se viralizó la imagen de una resonancia magnética de uno de estos animales, el cual muestra la forma en la que está constituida la cabeza de un pug.

Todo comenzó cuando el actor y comediante Andy Richter compartió en su perfil una foto del cachorro de uno de sus amigos.

El perro pug de mi amigo fue al veterinario”, fue el mensaje que acompañó la foto y que en cuestión de minutos fue compartido más de 15 mil veces y acumuló comentarios en los que algunos usuarios  comentaron que no necesitaban la resonancia para saber que los pugs no son tan adorables como dicen.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Los pug han sido de los perros que el ser humano ha criado de tal forma que sus características se las debe a las modificaciones genéticas de tal actividad. Todas ellas, que pueden ser lindas visualmente han llenado de complicaciones la vida de dichos canes, que a menudo padecen de problemas para respirar, propensos a padecer obesidad y trastornos del sueño.

También te puede interesar:

Pokemón en la vida real: Florece en Indonesia la flor más grande del planeta

 

Te puede interesar