Síguenos

¿Qué estás buscando?

100% Deportes

A cambiar el destino

Ciudad de México.– Desde 2007 Tampa Bay no clasifica a los Playoffs, y en las dos más recientes temporadas han terminado con récord negativo, con más de 10 derrotas.

En 2018 vivieron una novela en los controles de la ofensiva con la disputa entre Ryan Fitzpatrick, y el joven Jameis Winston, que no terminó del todo bien, pues a pesar de que Fitzmagic tuvo un inicio esperanzador, con el paso de las semanas se fue cayendo, hasta culminar sin el puesto titular, y con una campaña terrorífica para los Buccaneers.

Esto desembocó en la salida del head coach Dirk Koetter, por lo que la directiva decidió contratar a Bruce Arians, exentrenador en jefe de los Arizona Cardinals. La primera tarea de Arians será la de aprovechar y desarrollar el talento de Winston, quien ya no tiene competencia ante la salida de Fitzpatrick, algo que no le es ajeno al manejador.

Por su parte el quarterback tendrá que mejorar su dominio del balón, dado que en la campaña anterior sufrió 58 intercepciones y perdió 38 ovoides, porque potencia en el brazo la tiene, y lo ha demostrado desde su llegada a la NFL.

Los Bucaneros carecen de muchas armas ofensivas de renombre, como receptor tendrán a Mike Evans y corriendo a Peyton Barber y Ronald Jones como principales objetivos.

Del otro lado del balón, la cosa está más complicada, pues el esquinero Jason Pierre-Paul sufrió un accidente automovilístico y se espera que no esté listo para disputar esta temporada, además dejaron ir al tacle defensivo Gerlad McCoy; a cambio, adquirieron al DT Ndamukong Suh y al linebacker Shaquill Barrett, para reforzar a una defensiva que deberá mejorar respecto al año pasado.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar