Síguenos

¿Qué estás buscando?

Mundo

La suerte de un niño o los vecinos más preocupados del mundo

Cosas sorprendentes suceden a cada momento en el mundo, muchos son considerados milagros, pero en esta ocasión un conjunto de eso y más hicieron posible evitar una tragedia: Un grupo de vecinos, con una manta, salvaron la vida de un niño en China.

El pequeño se encontraba solo en su apartamente en Chongqing donde dormía una siesta. Al despertar y encontrarse solo, buscó a sus familiares y al no encontrarlos se acercó a la barandilla del balcon, acercandose peligrosamente y resbalando en el proceso.

Durante 3 minutos quedó suspendido de la cornisa del sexto piso del edificio, tiempo que les dió a sus vecinos para planear una forma de salvar al niño de una segura muerte. Extendieron una manta entre todos para amortiguar la caída del bebé.

Afortunadamente para todos, el peuqeño resultó ileso gracias a la rápida acción de los vecinos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Cuando se quiere, se puede; los vecinos también pueden ser buenas personas.

También te puede interesar:

En India, un hombre le regresa el “favor” a una serpiente

Te puede interesar

Voces