Síguenos

¿Qué estás buscando?

octubre 22, 2021

Show

Las reinas del bisturí

A lo largo de los años los cánones de belleza que se han establecido por la sociedad, demandan un físico perfecto y un rostro espectacular y joven; para las actrices y algunos actores, especialmente en México, el físico es fundamental para encontrar los mejores protagónicos y en muchas ocasiones estos acuden a los famosos “arreglitos” del bisturí. En algunos el resultado es positivo, pero en otros es fatal. Algunas famosas han abusado de estas ayudas y han tenido transformaciones únicas, al punto de quedar irreconocibles en algunos casos.

ALEJANDRA GUZMÁN

La reina del rock en español se ha sometido aproximadamente a 21 procedimientos estéticos para mejorar su imagen: sus primeros procedimientos fueron operaciones estéticas en la nariz, aumento de busto, diversas lipoesculturas, hilos rusos y aumento de glúteos. Esta última cirugía practicada en 2013 le trajo severas consecuencias médicas, ya que le inyectaron metacrilato de vinilo, lo que le ocasionó daños en el fémur y la cadera y riesgo de muerte.

LUCÍA MÉNDEZ

Uno de los rostros más bellos de México, sufrió una gran transformación por miedo a envejecer: en 1994 se realizó una operación en los ojos y cinco años más tarde comenzó a realizarse lipoesculturas; también se realizó un estiramiento para eliminar todo tipo de arrugas en rostro y papada, posteriormente se hizo una rinoplastia, se operó la barbilla, se quitó las bolsas de bichat y se aumentó del busto. El exceso de cirugías en su rostro lo han deformado con el paso de los años.

LYN MAY

Liliana Mendoza Mayanes, mejor conocida como Lyn May, es una de las vedettes más famosas de México, debutó en el llamado “cine de ficheras” en la cinta Tívoli, y desde entonces fue conocida como “La Diosa del Amor”. Su trato por el bisturí fue drástico: pasó por un aumento de busto, lipoesculturas y su cambio más drástico fue cuando un cirujano no certificado le inyectó aceite en el rostro, el lugar de colágeno, lo que destruyó y desfiguró su rostro en gran medida; solo conserva su curvilínea figura.

BELINDA

La princesa del pop en México, quien comenzara desde muy pequeña en la música y actuación, hoy en día goza de una imagen totalmente distinta a la que poseía de pequeña, gracias a sus diversas “ayuditas” del bisturí: comenzó con una rinoplastia en 2009, se afiló la barbilla para alargar su rostro, un aumento de pómulos, una lipoescultura y perfeccionamiento del abdomen, terminando con un ligero aumento de glúteos y busto.

EIZA GONZÁLEZ

La actriz comenzó su carrera en 2007, debutando en la serie Lola érase una vez, en la que gozaba de una apariencia poco atractiva y muy distinta a lo que es ahora, la cual logró gracias a las diversas cirugías que sufrió: comenzó su cambio con una operación de nariz, posteriormente se quitó las bolsas de Bichat, afiló su barbilla, aumentó su busto, se inyecto colágeno en los labios y terminó realizándose diversas lipoesculturas para alinear su hoy admirable cuerpo.

GOMITA

Araceli Ordaz, mejor conocida como Gomita, debutó en el programa Sabadazo como parte de la barra de entretenimiento, con su show de payasita junto a sus hermanos; sin embargo su imagen sufrió un cambio radical gracias al bisturí, mismo que la conductora reconoce. La también actriz se aumentó el busto, sometió a diversas lipoesculturas, aumentó sus glúteos, dos rinoplastias, afiló su mentón e inyectó colágeno en sus labios, lo que ahora le da un aspecto más “sensual”.

KARIME Y MANELIK

Las estrellas del reality Aca Shore, uno de los más exitosos de los últimos tiempos en México y Latinoamérica, han sufrido una excesiva transformación desde su entrada al reality, pero fue gracias a estas ayudas del bisturí que gozan de la gran fama que tienen: Karime se realizó un aumento de busto, liposucción y lipoescultura, aumento de glúteos, rinoplastia, bichectomia y afilamiento de mentón. Manelik por su parte se presume se ha realizado aumento de busto, aumento de glúteos, rinoplastia, bichectomía, liposucción y lipoescultura, así como un afilamiento del rostro.

NINEL CONDE

La actriz de 47 años ya no luce como en sus inicios y es que ser una de las actrices más sensuales del medio, se lo debe al bisturí: una de las primeras cirugías que se realizó fue el aumento de busto en 1997, después aumentó sus glúteos e incluso se presume que se inyectó aceite mineral, así como diversas lipoesculturas. Su rostro también sufrió cambios: inyecciones de colágeno en los labios, de botox, el afilamiento del metón y la extracción de las bolsas de Bichat.

Te puede interesar

Advertisement