Síguenos

¿Qué estás buscando?

enero 22, 2022

100% Deportes

Se juntan el bien y el mal

Ciudad de México.– El Torneo Increíble de Parejas que se celebra año con año en la Arena México permitió que dos acérrimos rivales, representantes del bien y el mal, como Carístico y Mephisto, se juntaran para unir fuerzas y buscar conciliar sus diferencias arriba del ring con la finalidad de traer a sus vitrinas ese trofeo.

Y al menos durante su presentación ante los medios dieron la impresión de que pueden hacer un buen equipo, pues ambos se mostraron complacidos de formar esta dupla y trabajar el uno para el otro.

“Para mí es un honor trabajar con gente que está muy bien preparada, con gente que siempre da el mil por ciento arriba del ring; si soy técnico soy técnico, pero si me toca ser rudo soy rudo, hoy me toca ser pareja con Mephisto, con quien tengo una rivalidad de muchos años, pero tampoco se me olvida cuando debuté en 2004 en contra de Averno, Mephisto y Ephesto, por lo que ahora tenerlo de pareja es muy bueno; yo creo que embono muy bien con él y podemos sacar muchas cosas de pareja”, dice Carístico a Grupo Cantón.

“Lo que cuenta, como bien lo dice Carístico, es que somos profesionales y la ventaja que llevamos sobre las otras parejas es que sabemos de qué pie cojea cada quien y cómo nos movemos en el ring, nos conocemos muy bien de pe a pa, y creo que podremos hacer un buen torneo y salir con la victoria”, replica Mephisto.

En tanto, Carístico recuerda que debutó como técnico, pero la escuela que tuvo en casa con su padre, Dr. Karonte, y su tío, Tony Salazar, fue la rudeza, algo que le gusta practicar. “Yo aprendo de todo, si recuerdan debuté de técnico ante Averno, Mephisto y Ephesto, pero también he actuado como rudo. Amo ser rudo, me encanta ser rudo, pero soy técnico porque la gente me identifica como tal, pero también a la gente le gusta cuando me convierto en rudo y es una gran oportunidad de mostrar de qué estoy hecho y qué mejor que con uno de los grandes como Mephisto, el público va a ver que somos una gran pareja”.

Por su parte, El Kaiser del Infierno asegura que es una gran ventaja que se conozcan desde su debut como Místico.

“El que su debut haya sido contra nosotros es una gran ventaja, siempre fuimos su peor pesadilla, pero él me conoce, yo lo conozco, somos profesionales y, aunque ahora seremos pareja, creo que nuestra rivalidad nunca se va a acabar hasta que haya un encuentro máscara contra máscara, pero ahorita eso queda atrás y lo que nos interesa es salir campeones del Torneo de Parejas Increíbles”.

RECONOCEN SUS VIRTUDES

Ambos reconocen sus virtudes y Carístico explica que Mephisto es un luchador que le ha sacado la casta cada vez que se han enfrentado y al cual le ha aprendido mucho en luchas mano a mano, en parejas o por el Campeonato Mundial Welter.

“Es un viejo lobo de mar, a él, a Averno, Último Guerrero, El Olímpico y Negro Casas les aprendí de las tranquizas que me dieron y tenerlo en mi esquina es maravilloso”.

A su vez Méphisto alaba la sapienza y agilidad que tiene su comparsa: “Él te saca un lance de la nada, una rendición y su llave La Mística hasta la fecha es muy difícil que alguien le encuentre la contra, además de que la saca en el momento que él sabe que va a rendirte; aparte de eso sus lances y la plasticidad que tiene para realizarlos, por algo fue un fenómeno en el tiempo que luchó como Místico”.

Finalmente, Carístico comparte que no desconoce el bando rudo y, aunque muchos desde que era Místico lo criticaron por haber luchado en el bando del mal, cuando hizo la máscara de la combinación con cuernos llamó mucho la atención, y fue una de las más vendidas, por lo que no descartó que en esta ocasión pudieran sacar una máscara especial combinada.

“Una parte fundamental de que una pareja funcione empieza por el hecho de lucir un equipo o máscara similar, porque eso sería un mensaje para el público de que vamos a trabajar en equipo y queremos ese torneo, y estamos seguros que vamos a llegar a la Final”, culmina el líder de Los Hijos del Infierno

Te puede interesar

Advertisement