Síguenos

¿Qué estás buscando?

Vivir Bien

Aprendiendo a cuidar de ellos

Los bebés con síndrome de down, al igual que cualquier otro recién nacido, necesitará ser alimentado, que se le hable, que se realicen juegos con él y que se le dé todo el amor posible, sin embargo, necesitará de ciertos cuidados adicionales, ya que tendrá algunos problemas de salud, que serán necesarios tener en cuenta.

Pueden mostrar problemas a la hora de tragar los alimentos o bloqueos en estómago e intestinos, oculares como cataratas o también ojos bizcos, así como ser un poco más lentos a la hora de aprender a amamantarse.

El aprendizaje, en los niños con síndrome de down es muy lento y la salud física influye en su capacidad de aprender

El aprendizaje, en los niños con síndrome de down es muy lento y la salud física influye en su capacidad para aprender, es decir una buena salud física, contribuye a un mayor aprendizaje. Al nacer es difícil evaluar su inteligencia, aunque muchos niños, en su edad adulta, son totalmente independientes.

1 de cada mil 100 nacimientos vivos en todo el mundo se da la incidencia síndrome de down

Establecer el diagnóstico clínico del síndrome de down. Es preferible que realice la exploración un neonatólogo, así como un pediatra especializado en desarrollo u otros médicos con más y mejor experiencia.

NO HAY DE QUÉ PREOCUPARSE
El futuro de un niño con síndrome de down puede ser exitoso, siempre y cuando se le prepare adecuadamente para adaptarse a la sociedad.

SIN DISCRIMINAR
A ningún niño con síndrome de down se deberá negar un tratamiento que hubiera de ser aplicado sin titubear a otro niño que no tuviera ese trastorno cromosómico.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿SABÍAS QUÉ…?
En los recién nacidos con esta enfermedad se han observado numerosas anomalías del tracto gastrointestinal, como son: la fístula traqueoesofágica y la atresia esofágica.

Te puede interesar