Van contra taladores de árboles en la ciudad

Van contra taladores de árboles en la ciudad

389
0
Compartir

Hugo Hernández

 

Ciudad de México.- De acuerdo con datos de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial, en los últimos años, la alcaldía Benito Juárez encabeza la lista con el mayor número de denuncias relacionadas al daño de áreas verdes y arbolado en suelo urbano.

Durante el primer semestre del presente año, la PAOT recibió más de 200 denuncias por derribos y daños a árboles en diversas zonas de la Ciudad de México, encabezando la lista las alcaldías Álvaro Obregón, Benito Juárez e Iztapalapa.

Paula Soto, diputada local de Morena, dijo que es urgente crear la Ley Para la Conservación y Protección del Arbolado y Áreas Verdes Urbanas de la Ciudad De México, con la finalidad de acabar con esta mala práctica.

Durante la pasada administración del gobierno capitalino, la Secretaría de Medio Ambiente autorizó el derribo de más de 20 mil árboles en toda la ciudad, muchos de ellos eran permisos inmobiliarios afectando el ecosistema.

Paula Soto, abundó que durante los últimos 12 años, se han talado más de 56 mil árboles producto de los desarrollos inmobiliarios, obras públicas, anuncios publicitarios y mobiliario urbano en la vía pública.

Por ello, dijo que busca impulsar dicha ley con el fin de proteger los árboles y áreas verdes urbanas de la capital del país, así como garantizar un medio ambiente sano a la población capitalina.

La congresista citó algunos ejemplos, como la construcción del Deprimido de Mixcoac, donde se autorizó en 2017 la tala de 855 árboles en el camellón de Río Mixcoac; en abril de 2018, se talaron alrededor de 47 árboles ubicados en el predio del Polyforum Cultural Siqueiros; el 4 de Mayo de 2019, la empresa Fibra Uno taló 60 árboles sobre la calle de Mayorazgo, en la colonia Xoco.

“El problema de la deforestación y el maltrato del arbolado y las áreas verdes urbanas es algo que podemos remediar entre todos los sectores que integran nuestra sociedad y requerimos emprender acciones contundentes para dar atención a dicho problema”, sentenció la morenista.

Para tomar la decisión de derribar un árbol, se deberá constatar que no existe otra alternativa a fin de evitarlo; asimismo se deberá contar con el dictamen técnico y la autorización correspondiente, y está será solo cuando los árboles concluyan con su período de vida y/o tengan problemas severos de plagas o enfermedades difíciles de controlar, o cuando representen riesgo para la seguridad de las personas.