Un viacrucis el negocio de la muerte

Un viacrucis el negocio de la muerte

229
0
Compartir

Hasta 100 mil pesos puede costar tan solo el servicio funerario, más cripta y lugar en el panteón, entre otros

 

Aunque no nos guste, en vida tenemos que hablar de la muerte, porque no sólo se trata de lágrimas y dolor, también hay que hacer cuentas para dar cristiana sepultura a nuestro ser querido, pues el servicio funerario puede ir de los 10 mil, hasta los 100 mil pesos, dependiendo si hay galletas y café. De los 3 mil a 50 mil pesos el valor de la cripta; y de 10 mil a 60 mil pesos un lugarcito en el panteón.

El viacrucis comienza desde saber las causas de la muerte y plasmarlo en el Acta de Defunción. Cubrir el costo de un servicio funerario, cuidando todos los detalles, desde el lugar donde los conocidos y no tanto, le darán el último adiós a la persona que pasó a mejor vida, y hasta tener listo el cafecito y las galletas.

Pero no todo termina ahí. Con el dolor y el desvelo encima, los familiares tienen que buscar el lugar donde terminarán los restos de su ser querido. Las empresas de servicios funerarios, con tal de incrementar el negocio, ofertan el servicio de cremación -el cual no está incluido en el paquete y podría alcanzar hasta los 10 mil pesos-, poniendo de pretexto la falta de espacios en el panteón.

De acuerdo a cifras oficiales, en unos 10 años los espacios en las fosas disponibles que hay en los 118 panteones de la capital, se podrían terminar si no se toman las medidas de regulación legislativa, reorganización, recuperación de tumbas abandonadas y se fomenta la cultura de la cremación.

Actualmente, hay una falta de espacios para enterrar a nuestros seres en panteones de la Ciudad, ya que se registran poco más de 60 mil defunciones en promedio, según los datos del Inegi, y en toda la Ciudad tan sólo existe posibilidad de 66 mil fosas oficiales para el régimen público y concesionado, lo cual nos indica que a lo mucho en un par de años los espacios para las inhumaciones se terminarían.

“De no hacer algo en los cementerios y panteones, estos estarán en riesgo de colapsar”, señaló en entrevista Víctor Hugo Lobo, diputado local del PRD.

Ante esta situación, el legislador del sol azteca insiste en la creación de la Ley del Servicio de Cementerios de la Ciudad de México, para poner orden y frenar la venta ilegal de espacios, así como sancionar a las personas que lucran en los cementerios, las perpetuidades, los servicios y la venta de osamentas.

De los de 118 panteones dos son vecinales; dos históricos; seis generales; 12 son de las alcaldías; 14 concesionados; 82 son vecinales. En la Ciudad de México hay 66,942 fosas disponibles en los panteones a cargo del Gobierno de la Ciudad; 10,772 fosas disponibles en panteones concesionados, en total, son 77,714 fosas disponibles.

“Es un hecho que no hay lugar en los panteones para los más de 8 millones de habitantes de la Ciudad de México, sólo hay 60 mil fosas desocupadas, lo más importante, es recordar que 32 panteones de la Ciudad de México ya han sido declarados como saturados”, señaló el legislador.

Se estima que el 60% de los espacios son irregulares, pues sus titulares fallecieron, se encuentran intestados, registran conflictos familiares, poseen títulos falsos, y el 40% de las fosas se encuentran en situación de abandono.

Con esa Ley, se crearía una base de datos para la identificación y almacenamiento de cadáveres y restos áridos, se fomentaría la cultura de la cremación y la búsqueda de métodos ecológicos para el proceso y destino final de los difuntos y restos humanos entre la población; se regularizarían las fosas a perpetuidad, y se recuperarían fosas, gavetas, criptas y nichos abandonados.

66 mil 942 fosas en los panteones de las 16 alcaldías

10 mil 772 lugares en los camposantos concesionados

77 mil 714 espacios en total

60 mil espacios de demanda anual