La incontrolable risa del Joker analizada por un paciente con el síndrome

La incontrolable risa del Joker analizada por un paciente con el síndrome

995
0
Compartir

EL Joker (o el Guasón como se le conoce en Latinoamerica) es conocido por su característica risa, una risa que en la nueva película está justificada con una enfermedad que lo aqueja.

Scott Lotan sufre el llamado síndrome pseudobulbar, por el que sufre ataques de risa incontrolados que pueden pasar a ser desgarradores llantos en cuestión de segundos y que pueden durar varios minutos.

Lotan ha comentado a LADBible que tanto el guion escrito por Phillips y Scott Silver, como la interpretación de Phoenix se ajustaron plenamente a lo que padece una persona con labilidad emocional.

La enfermedad no es para nada amable con quien la padece, de hecho, los ataques de risa (característicos de la condición) pueden durar hasta 10 minutos continuos, lo que se traduce en una asfixia por las continuas carcajadas incontrolables.

“Cuando sufrí un accidente, en el que murió mi novia, no pude evitar estar riéndome cuando me interrogaba la policía…Tuve que aislarme de todo el
mundo porque no podía controlar risa”, declaró.

“Trato de ser completamente consciente de mí mismo y entiendo que está más allá de mi control, pero saber que otra gente piensa que soy un bicho raro y siempre explicarle a las personas que no soy un psicópata emocional puede ser difícil. Creo que hizo un gran trabajo al capturar la impotencia que genera no poder parar de reír sin importar las consecuencias. Sentí como si él experimentara una profunda sensación de rechazo en la escena del autobús, similar a cómo me sentí durante los días posteriores a mi accidente“, detallaba.

También te puede interesar:

Un mensaje “del más allá”