¡Históricos!

¡Históricos!

468
0
Compartir

Ciudad de México.- Ahora que se acerca la fecha del 86 Aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), los miniestrellas levantan la mano, pues Microman y Chamuel están dispuestos a apostar sus máscaras en tan importante evento.

La última palabra la tiene el departamento de programación de la Empresa Seria y Estable, pues en caso de que ambos gladiadores estampen sus firmas, sería un duelo histórico dentro de la lucha libre mexicana.

Y Grupo Cantón platica con ellos, tras el último duelo que sostuvieron en mano a mano en el ring de la Arena México, y ambos aseguran estar listos para llevar el nombre de los microestrellas hasta lo más alto.

“Sé que Chamuel es rudo y más alto que yo, pero no me gusta perder de esa manera; ya está el reto de máscara contra máscara lanzado y él tiene la última palabra, ahí está el Aniversario, sólo falta que el Consejo nos dé la oportunidad de que sea en esa importante fecha, y yo estoy listo para apostar mi máscara”, señala el luchador más pequeño del mundo.

Agrega que, a cualquiera le gustaría estar en la cartelera de Aniversario del CMLL, y con una lucha tan importante máscara contra máscara.

“Yo creo que estaría perfecto este duelo para esa fecha, pues traba ya demostramos que no importa el tamaño para poner de pie a los aficionados de la Arena México. Yo he puesto todo mi esfuerzo en la lucha libre, y ésta es la talla que tengo, por lo que agradezco a todos los que me apoyan pese a mi tamaño”, enfatiza.

Asevera que, en caso de concretarse la batalla de apuestas, sólo pediría que cambiaran al réferi y pusieran a uno de los grandes, para que sea una lucha legal y no haya cosas extrañas como las que han pasado en las últimas semanas en los enfrentamientos con el pequeño rufián. Explica que una de las metas que se han trazado los micros a nivel grupal y personal es estar en una función de Aniversario y espera ser el primero en cumplirla.

“En caso de que se dé la lucha, me gustaría tener en la esquina a mi padre KeMonito, porque si no fuera por él no estuviera aquí dentro del Consejo, porque por él empecé a entrenar y le debo todo lo que soy”, finaliza.

COLMILLUDO

Por su parte, Chamuel advierte que está lleno de rudezas, colmillo, preparación y de muchos objetivos que se ha trazado, como quitarle la tapa a Microman.

“La verdad me sorprendió que me haya retado a un duelo de apuestas, pero no me rajo, estoy preparado, tengo buenos recursos luchísticos, colmillo y profesores que me han preparado muy bien, como Último Guerrero, por eso acepté el reto”.

El rudo lanza que, en caso de que los programen en la función de Aniversario, el esteta técnico se va arrepentir de haberlo retado: “Me voy a convertir en su peor pesadilla, pero si se da esa lucha sería algo muy padre, porque se escribiría con letras de oro que dos microluchadores se rifen en un duelo máscara contra máscara, y así se va a quedar en la historia, no importa cuál sea el resultado”.

Finalmente, externa que la última palabra la tienen el público y los medios de comunicación, que son los que pugnan porque se den este tipo de combates.

“No importa dónde nos pongan, en la primera, segunda o tercera, los microestrellas siempre respondemos, y si esta vez nos colocaran en la estrella responderíamos igual. Me gustó que Microman sacara la casta y los tenga bien puestos para enfrentarme”, finaliza.