Cambios para resurgir

Cambios para resurgir

408
0
Compartir

Ciudad de México.– El 2018 fue un año decepcionante para Atlanta, que ni siquiera logró clasificarse a la Postemporada, cuando en 2017 cayeron en la Ronda Divisional ante los Filadelfia Eagles y en 2016, perdieron sorpresivamente el Super Bowl LI ante los New England Patriots cuando tenían una ventaja de 28-3.

A partir de entonces los Falcons se metieron en un tobogán del que han sido incapaces de salir, aunado también al hospital en el que se convirtió el equipo en la temporada pasada.

El corredor estelar, Davonta Freeman, el linebacker Deion Jones, el liniero ofensivo Brandon Fusco, así como los safeties Keanu Neal y Ricardo Allen, sufrieron lesiones que los marginaron del terreno de juego el año pasado.

Esperando que estos jugadores se recuperen, la directiva también realizó modificaciones en el staff de entrenadores; Dirk Koeter, exhead coach de Tampa Bay, vuelve a la franquicia de Geogria para ser el nuevo coordinador ofensivo de los Halcones, mientras que el entrenador en jefe, Dan Quinn, también se hará cargo de la defensiva.

En el Draft, el conjunto negro y rojo, tomó a dos linieros ofensivos: Chris Lindstrom y Kaleb McGary, esto con la finalidad de darle más protección a Matt Ryan, que en el campaña anterior sufrió 42 capturas; teniendo a Matty Ice protegido, saben que será más fácil hacer funcionar a una poderosa ofensiva que cuenta también con un receptor de la talla de Julio Jones, para que este equipo retome el protagonismo.