Para Ripley

Para Ripley

338
0
Compartir
Foto, captura
Salvador Trejo

Si no es Juana es Chana, pero de todas formas la tira y la Procu chilangas quedaron como lazo de cochino en el caso de la joven de 17 años que acusó a varios cuicos de Azcapotzalco de haberse pasado de verdolagas con ella.

El caso es que varias feministas anarquistas aprovecharon la tibieza de ambas instituciones para armarles un panchote tanto en la SSC como en el bunker de la Procu; a Chucho Orta le arrojaron brillantina y le dijeron hasta de lo que se iba petatear; mientras en la PGJ se pasaron más de lanzas y rompieron cristales y compus, por lo que Ernestina no asomó ni las narices.

Me llamó la atención que no apañaron a ninguno de los rijosos y el pretexto para no atorarlos fue que “no iban a caer en provocaciones”.

La onda aquí es que ni Orta ni Godoy han sabido capotear este tema, pues primero mandaron al vocero de la PGJ, Ulises Lara a jurar por la Virgencitaque no había pruebas contra los tiras violines, y a los pocos minutos los suspendieron… ¿Tons?