Es fan de los golpes

Es fan de los golpes

405
0
Compartir

Ciudad de México.– Cuando estudiaba la secundaria, el profesor de educación física le pidió a Luis Castañeda y a sus compañeros acreditar una actividad deportiva extracurricular, y fue entonces que conoció el Karate, sin saber que sería el inicio de una carrera prolífica en las Artes Marciales.

“A mí siempre me llamaron la atención las Artes Marciales, empecé con Karate, de ahí brinqué al Kick Boxing, y trataba de buscar algo de mayor contacto más fuerte, y a los 15 años conocí a mi profesor y actual manager Gerardo Carranza, con él he estado prácticamente toda mi carrera.

“Mi primer maestro de Muay Thai fue un tailandés que radica en México, entonces, yo ya tenía más ambiciones y me fui a Tailandia y Birmania”, confiesa en entrevista para Grupo Cantón Wicho Castañeda, Campeón Mundial de Kick Boxing, quien a su vez, revela en la charla cuál fue su inspiración para practicar estas disciplinas.

“Por parte de conocidos, familiares, no tuve mayor acercamiento a las Artes Marciales, más que por las películas, yo veía las películas de (Jean-Claude) Van Damme, de Bruce Lee, Jackie Chan, y me llamaba la atención algo de ese tipo, yo buscaba las Artes Marciales japonesas: Aikido, Judo y me topé con el Karate, y me gustó bastante, pero conforme lo fui practicando, quería más”.

Y así como Van Damme, en el filme Kickboxer, Castañeda Hernández viajó a Tailandia y Birmania para probar suerte, un periplo que jamás olvidará, y el cual le dejó mucho aprendizaje.

“Me invitó Richard Cruz, un buen amigo, los entrenamientos allá son bastante duros, lo que cuesta trabajo es adaptarse, porque uno viene de trabajar un turno al día, cinco o seis veces a la semana y allá son dos turnos de tres horas al día, estamos hablando de siete horas diarias de entrenamientos de lunes a sábado, y el domingo tienes que ir a correr o también a entrenar, pero te ayuda a desarrollarte y además enfrentas a los mejores”, señala el nacido en la Ciudad de México, quien narra lo que también vivió en Birmania. “Allá se maneja un estilo que se llama Let way o boxeo birmano, que es un tipo de pelea, la verdad, de lo más dura que me ha tocado, es una modalidad en donde no se utilizan guantes, se permiten cabezazos, aunque no son cabezazos a lo salvaje como uno puede pensar, tienen una manera peculiar de meter la cabeza con bastante técnica, y los peleadores allá son durísimos.

“En las peleas me tocaba ver como salían volando dientes y no hay nocaut de primera instancia, no hay jueces, si terminan los cinco rounds, automáticamente hay empate, por mucha superioridad de uno sobre otro, puede haber dos o tres knock down y puedes pedir dos minutos de descanso, te recuperas y sigues”.

Luis Alberto es el segundo mexicano, después de Richard Ruiz, en combatir en Birmania. “Me tocó ganar y perder, pero son gratas experiencias y sobre todo porque son muy pocos los extranjeros que llegan ahí y mucho menos los latinos. “Allá es otra cosa, no te puedes rendir, no puedes aventar la toalla, tú no puedes decir: ‘Ya no’, tiene que ser prácticamente cuando ya no te pares, pero aun así, si tu esquina te saca y pide los dos minutos de descanso, ellos te echan agua, te dan tus cachetadas, incluso allá, lo que hacen los managers birmanos es que te soplan los oídos como los gallos para reanimarte”.

SAMBO COMBAT

Desde hace seis años, con ese gusto por los golpes, Wicho incursionó en el Sambo Combat, un deporte de origen ruso, que nació en el ejército de aquel país, el cual trató de incorporar las diferentes técnicas de Artes Marciales.

En su forma deportiva tiene tres modalidades: La militar, que es carrera de obstáculos, lanzamientos de armas, disparo con arma corta y pelea. La forma deportiva, Sport Sambo, que es prácticamente pura lucha. Y la forma de combate, Sambo Combat, que consiste en hacer el circuito militar: Saltar bardas, escalar cuerdas, pasar vigas de equilibrio; posteriormente, hay lanzamientos de cuchillo, disparo con arma corta de precisión y después la pelea en Artes Marciales Mixtas, donde se permite todo excepto cabezazos.

En este deporte, el capitalino ya tuvo la oportunidad de participar en Rusia, obteniendo el tercer puesto. “Competí con un ruso, el cual me ganó, pero para ellos fue una novedad, porque para ellos es común ver peleadores de Rusia, Ucrania, es muy raro que vayan de otro país, y ver a un mexicano, del otro lado del mundo, los asombró y por mis peleas recibí un reconocimiento”. Esta modalidad se presentará en el Frontón México el próximo 13 de julio, en un evento del que Wicho formará parte. “L

os que asistan al evento, en la parte deportiva, van a ver a lo mejor de lo mejor, vienen peleadores de Egipto, Rusia, Francia, Brasil, cada uno con diferentes estilos, además tocarán bandas como Dragonforce, Víctimas del Doctor Cerebro, Vista Point, entre otros”, refiere el Campeón Nacional y Subcampeón Panamericano de Sambo Combat.