Luchador de hierro

27

Ciudad de México.– Guerrero Maya Jr acaba de cumplir 15 primaveras en los cuadriláteros y, aunque reconoce que está muy lastimado de su cuerpo, nunca en todo este tiempo ha pasado por su mente aventar la toalla, pues quiere seguir en la brega por lo menos unos 10 años más, para luego retirarse con dignidad.

“A pesar de todas las adversidades y de dejar mucho tiempo a la familia, puedo decir que me veo todavía unos 10 años más en los cuadriláteros; tengo 33 años y me encuentro lesionado de todo mi cuerpo, pero creo que todavía estoy con condiciones físicas aptas para desenvolverme arriba del ring, y luego retirarme con dignidad”, señala.

El gladiador técnico explica que, aun cuando ya corrió la milla dentro de la lucha libre, siempre hay muchas cosas por hacer para mantenerse vigente en el gusto del público.

“Me siento contento, agradecido con todos los que han confiado en mí, podría decir que son pocos, pero el chiste es mantenerse vigente, seguir entrenando, porque la lucha libre evoluciona, todo evoluciona y no podemos quedarnos con la forma de luchar de tiempo atrás, pero sí podemos darle un toque moderno para que la gente lo acepte y eso es lo que pretendo hacer para seguir en el gusto del público, tengo que ver cuáles son las necesidades del público actual para poderles ofrecer un deporte de calidad.

“Sé que la esencia es a ras de lona, pero creo que es importante darle un toque moderno, pero sin perder la raíz, eso al público le gusta y lo ha aceptado al cien por ciento, hay que complacer al público joven y al público de antaño con la lucha libre clásica”, expresa.

Agrega que no podría decir cuál ha sido su mejor año, porque para él todos han sido importantes, pero sí le gustaría ponerle una cereza al pastel en estos 15 años y conseguir en este año una cabellera, una máscara o un campeonato.

Finalmente, lanza que su más grande satisfacción ha sido ser Campeón de Parejas de la Arena Coliseo junto a The Panther, y haber llevado ese campeonato local a exponerlo en Japón, “nadie lo había hecho, y llevarlo a otra empresa a exponerlo fue un l o g r o muy importante”.