A 100 días, ordena AMLO dejarse de “politiquerías”

60

PUEBLA, Puebla, 10 de marzo.—Al conmemorarse los primeros 100 días de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que ha encontrado más obstáculos de lo esperado, y por ello recordó a los altos funcionarios de su administración que deben trabajar el doble, y no al viejo estilo de la burocracia neoliberal.

“A los que trabajan en el Gobierno, mis compañeros, les digo: ¡Apúrense, hay que trabajar 16 horas diarias!”. Para lograr resultados, pidió no actuar “como burócratas que llegamos a las diez y todavía nos ponemos a leer el periódico y a las dos ya vamos a comer y regresamos la oficina a la cinco y a las siete, otra vez para atrás y sábado y domingo no damos golpe”.

Añadió que su gobierno significa una transformación, una revolución, un cambio total en la forma de concebir y ejercer el poder. “Hay que trabajar 16 horas diarias por el pueblo, para que entre más pronto podamos implementar estos programas, más beneficios para la gente. Ayer, me dice una persona con discapacidad: ‘Ayúdeme. Ya me censaron, pero cuándo va a llegar la ayuda’. Jalé al coordinador en Jalisco y le dije: Escucha esto, en vez de estar diciendo de que hay pleitos o platicándome de la politiquería, lo que me importa es que se termine el censo, que pronto se resuelva el apoyo a la gente”, sostuvo López Orador.

López Obrador reconoció que en las últimas semanas ha habido un aumento en el precio de las gasolina y de la energía eléctrica, pero se debe a que aún están definiendo mecanismos de regulación.

“Doy mi palabra de que no aumentarán los energéticos este año en términos reales”, prometió.

Por vez primera desde que ganó las elecciones, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó la ciudad de Puebla, entidad con la cual ha habido polémica, por los graves cuestionamientos a la elección del año pasado con la cual asumió la gubernatura Martha Erika Alonso, y su muerte 11 días después, al desplomarse su helicóptero.

Pidió que en las elecciones extraordinarias se respete la voluntad del pueblo, para que se demuestre que en Puebla se puede salvar la democracia. “Nada de compra de voto, nada de fraude electoral; que las elecciones sean limpias, libres”, puntualizó en su discurso, durante la presentación de programas del Bienestar.