CDMX, expectativa

56

Hoy, Claudia Sheinbaun y Jesús Orta, presentan la estrategia de seguridad para la capital. ¡Ta cañón!

Asombra la confianza de la dama y sólo porque ha sido seria en sus acciones, esperamos que el plan sea el efectivo para disminuir el alto índice delictivo en la ciudad, que vive sus peores momentos.

Rechaza la intervención de la Guardia Nacional; lo vemos como desventaja, tienen poco en la administración, insuficiente para cambiar un mar de corrupción en la corporación desde mandos medios hasta los elementos.

La razón es sencilla: para confiar en el ataque a la delincuencia organizada en la capital, los jefes y polis no sirven, hay deficiencia y están penetrados; a cambio de pesos disimulan y dan pitazos; son parte del problema.

Tal vez el plan será detener los delitos, asaltos en microbuses, viacrucis para los usuarios de bajos recursos, carteristas en el Metro y roba celulares, asaltos a mano armada.

Pero y ¿Tepito le van a entrar? ¿O seguirán con la distribución de drogas en los antros y otros lugares donde despliegan el veneno?