Arranca 2019 con chismes en la red

544

CAÍSTE EN LA RED

YOAB

La intimidad de Jukilop

Una de la razones por las cuales los youtubers son tan exitosos, es porque nos dejan entrar a su vida y nos muestran cosas cotidianas con las que nos solemos identificar. Pero en el caso de la pareja protagonista de las grandes polémicas del año pasado, JD Pantoja y Kimberly Loaiza, mostraron un poco más que solo su vida normal. Para alejarse de los problemas los jóvenes se fueron de vacaciones a un lujoso lugar y vía Instagram podíamos seguir sus días de descanso. Justamente en una de esas historias que compartió Juan de Dios, pudimos ver a su compañera Kimberly en la ducha. Obviamente solo de espaldas pues quiere presumir y no compartir. Al parecer esto no le agradó del todo a la “lindura mayor” ya que estás historias fueron retiradas con premura. Pues desde aquí solo le pedimos al señor Pantoja que sí va a repartir felicidad con ese tipo de videos, no sea codo, después de todo aún es época de dar.

Misterioso novio de YosStop

El año pasado terminó en gran polémica para la hermosa youtuber Yoseline Hoffman alias YosStop. Peleó con su hermano, peleó con sus padres y finalmente peleó con el internet que supuestamente filtro sus fotos íntimas. Dónde la influencer no peleó fue en su festejo de año nuevo que pasó en compañía de sus amigos, que podría decirse, es la familia que uno elige. Ya que se le vio de lo más contenta y en compañía de un misterioso hombre que le dio tremendo beso para celebrar el nuevo año. En la foto, Yos le censuró la cara para mantener el misterio, no tenemos ni idea de quién pueda ser o si ese beso tendrá trascendencia, pero le deseamos lo mejor para este y todos los años que vienen. Menos peleas y más besos, mi querida Yos.

Mathi Sellanes deja Twitter (otra vez)

Por milésima vez, Mathias Sellanes se nos va de Twitter, al parecer ya se volvió cotidiano el que este exmiembro de Dosogas Team abandone esta red social por la cascada de hate que la gente deja caer sobre él. En estos últimos días entró en polémica junto a La Divaza que se estuvieron atacando por una situación clásica de “el se burló de tal y yo lo defiendo” en fin. La gente tomó parte y lo que empezó en tirar “carrilla” terminó en linchamiento público entonces Mathi prefirió, como era común en las cascaritas de niños, cuando el dueño de la pelota estaba perdiendo, agarrar su balón e irse a su casa. Esperemos sea como las otras veces, es decir, temporal y regrese para darnos más contenido y salseo tan característico de él.