Recortarán programas sociales

172
MEXICO, D.F., 12SEPTIEMBRE2015.- Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno capitalino, José Amieva, Secretario de Desarrollo Social, Gustavo Martinez, Director del DIF CDMX y Mika Ruotsalainen, ministro consejero de la embajada de Finlandia en México realizaron la entrega de cunas a madres de la delegación Álvaro Obregón, en una iniciativa impulsada por la Ciudad de México que copia el modelo finlandés lanzado hace más de ocho décadas para disminuir la mortandad infantil entre la población. FOTO: DAVID POLO /CUARTOSCURO.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- De los 16 programas sociales con los que cuenta actualmente el DIF en la Ciudad de México, algunos desaparecerán a partir de diciembre, expresó Esthela Damián, próxima titular del organismo en el Gobierno de Claudia Sheinbaum.

Será a partir de un análisis, que ya realiza el equipo de Esthela Damián, el cual determinará los programas no existentes en la próxima administración. Dicha evaluación estará basada en “no pulverizar el presupuesto” de la dependencia local.

“Es decir, de los 16 programas con los que actualmente opera el DIF, no todos se mantienen. El análisis que se está realizando en relación a los programas sociales, también tiene que ver con que no se pulverice el presupuesto”, dijo. En entrevista con Grupo Cantón, la próxima funcionaria local señaló que no todos los programas llegan a la población más necesitada, o sólo benefician a unos cuantos, de ahí la necesidad de evaluar cuáles se quedan y cuáles no se mantendrán.

“De pronto, 16 programas suena muy atractivo, pero si la población beneficiada es de 1 mil 500 personas, a lo mejor convendría focalizar ese recurso en un programa que se puede fortalecer y se puede apoyar de manera más integral”.

Eso sí, Esthela dejó claro que no se lastimará a personas que tengan algún beneficio por parte del DIF, pero advirtió que esto será a partir de un conteo y análisis que ya se hace en la CDMX.

“Una vez que lleguemos, sí se mantendrán muchos programas de los que sí se han creado. La decisión que se ha tomado es analizar detalladamente los programas que tienen que ver con despensas, pues se trata de uno de los programas clientelares de peor uso que ya se ha pervertido en el transcurso del tiempo, por lo que ya no responde a aquellos objetivos planteados para combatir la pobreza alimentaria”.

El capital político sembrado desde los gobiernos de izquierda con Cuauhtémoc Cárdenas y luego con López Obrador, a través de programas sociales, buscará ser modificado a partir de diciembre con la llegada de Sheinbaum al Gobierno capitalino. Con la reducción de programas, el presupuesto de 3 mil 500 millones de pesos con los que trabaja el DIF en la ciudad, más allá de reducirse podría incrementarse, “aunque todavía no tenemos la cifra de cuánto sería su aumento, sí garantizamos que no se va a afectar a nadie”, anotó.