Síguenos

¿Qué estás buscando?

mayo 28, 2024

Show

Buscan llevar alegría con música a los presos

Visitas

El Haragán y Compañía ofrecerá conciertos gratuitos en los Centros Penitenciarios de la Ciudad de México

SALVADOR TREJO

Luis Álvarez, fundador y vocalista del grupo de rock El Haragán y Compañía, junto con el baterista Levith Vega, visitaron la Penitenciaría de la Ciudad de México, ubicada en la alcaldía Iztapalapa y fueron recibidos por el Subsecretario del Sistema Penitenciario, Comisario Jefe Licenciado Omar Reyes Colmenares y por el Director de la Penitenciaría Guillermo Mandujano Rosillo, los cuales acompañaron a la banda al complejo deportivo donde las personas privadas de la libertad, convivieron con el músico por unos minutos, tiempo que aprovecharon para pedirle autógrafos y saludarlo.

Visiblemente emocionado, el cantante agradeció las muestras de afecto por parte de los reclusos y entonó a capela la canción más icónica de la banda de rock, “Él no lo mató”, que fue coreada por los internos tras la reja de seguridad que los dividía, y además de estrechar sus manos, se dio tiempo de firmar gorras, playeras, una guitarra que pertenece a uno de los internos y estampar su firma en la mano de uno de ellos que pidió que lo hiciera.

ANUNCIA GIRA

Más tarde, en la cancha de básquetbol de la Penitenciaría El Haragán sostuvo una charla con personal del Sistema Penitenciario y otras autoridades para anunciar la gira “Rock por la libertad, El Haragán y Cía” en los Centros Penitenciarios de la Ciudad de México, la cual reanudará con una presentación el 17 de abril de 2024 en las instalaciones del Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla, ante más de 400 mujeres privadas de la libertad.

“Estamos bien contentos por ir al penal femenil, pues de alguna manera despertar esas emociones en las chavas, que se la pasen bien, y llevarlas por un viaje bonito, que les recuerde su vida, sus momentos y que las haga ya sea llorar, reír, cantar, gritar, lo que ellas quieran, pero sí que saquen esas emociones y meterlas en el viaje del Haragán y Compañía, y hacer que desahoguen esa tristeza, esa agresividad, lo que tengan por dentro; si quieren gritar, bailar, brincar, que lo hagan ese es el cometido de la música y ese es nuestro trabajo que vamos a desempeñar este 17 de abril en Femenil de Santa Marta”, dijo a Diario BASTA!

AGRADECIDO

Para el intérprete de “Mi muñequita sintética”, “Él no lo mató”, “En el corazón no hay nada”, “No estoy muerto” y “Bajando la esquina”, acudir a los reclusorios representa “regresar un poquito a lo que nos da el público de México, de Estados Unidos, de los países a donde hemos ido, que pagan por vernos. Nos mantienen ocupados todo el año trabajando. Nos pagan por hacer lo que más nos gusta, que es cantar. Y venor a estos lugares, los reclusorios, sirve para regresar un poquito de lo que la misma sociedad nos da. Entonces, lo vemos también como una especie de retribución, de poder regresar ese cariño y todo lo que nos da. Entonces, lo hacemos con mucho gusto, todos, todo el equipo, el crew, ingenieros, el representante, todos lo hacemos con mucho cariño y estamos con el plan de la gira de todos los reclusorios de la Ciudad de México. Así es que esperen próximas tocadas, próximas noticias de la gira“, aseguró El Haragán muy emocionado.

LIBERTAD

El Haragán confesó a BASTA! que llevar su música a los Centros Penitenciarios de la Ciudad de México representa momentos de libertad.

“El impacto es muy chido, acabamos de estar en el Reclusorio Sur, la gente se desfogó, gritó, cantó, lloró, bailó, hasta hicieron un slam increíble como nunca lo había visto. Y ahora que vamos a estar en el Penal Femenil de Santa Martha, pues esperamos que las chavas se identifiquen con las rolas”, dijo.

Para finalizar su visita a la Penitenciaría de la Ciudad de México, Luis Álvarez, junto con su baterista Levith Vega, entonaron tres canciones con la ayuda de dos guitarras que fueron proporcionadas por los internos, comenzaron con “Muñequita Sintética”, “El Haragán” y para finalizar, “Él no lo mató”, para un pequeño grupo 10 internos que fueron seleccionados por su buen comportamiento y quienes por 15 minutos escucharon y corearon las icónicas melodías., olvidándose por un momento de su encierro y transportándose a través de la música a la libertad.

¿SABÍAS QUÉ?

Las presentaciones de El Haragán y Compañía en los Centros Penitenciarios de la Ciudad de México tienen como objetivo cumplir con los ejes de reinserción social que marca el artículo 18 constitucional.

TE RECOMENDAMOS:

El colombiano Jessi Uribe le canta a México en la Maraka

Te puede interesar

Advertisement