Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 12, 2024

Voces

Arreando al Elefante | ¿Justicia?

145 lecturas

Según una nota de prensa, son 9 los abogados con los que cuenta el influencer “Fofo” Márquez, un joven de 26 años, heredero de gasolineras y un montón de dinero, su “fama” la ha hecho en redes sociales a partir de autos de lujo, peleas, excesos y sobre todo, humillación; protegido y aplaudido por su padre quien murió hace apenas 2 años, tiene bien implantado el chip de que “su dinero todo lo compra”, muy cercana a la imagen que mostraron las redes días antes con Juan Pablo, el hijo de Xóchitl Gálvez y de la misma rama, por cierto del caduco Ricardo Salinas, quien no ha desperdiciado saliva, tiempo y posts en denostar y humillar a mujeres sobre todo, sabedores de que siempre habrá una legión de abogados que los defiendan a golpe de chequera.

Son en efecto, una clase aparte, mal curtida y enclenque emocionalmente; la sobreprotección desde la cuna no vino del amor, sino del poder y el dinero, de tal suerte que se acostumbraron a arrebatar en lugar de pedir, a exigir en lugar de solicitar, a denostar y/o golpear para desahogar su frustración.

Curiosamente estos días se ha mostrado un abanico de este tipo de personajes, rematando con Noboa, el actual presidente de Ecuador, había caminos legales diplomáticos que pudo seguir antes de cometer la torpeza de invadir territorio extranjero, más de uno, sin embargo, pudo más esa misma cuna de oro y el encaprichamiento de querer lo que pide sin importarle nada, ni siquiera su propio país al que ya había metido en conflictos con otros países.

Así, los resentidos con dinero transitan libres por las calles, sabedores de que pueden cometer fraudes, atropellos y las peores bajezas, que siempre habrá una puerta en la ley que sea abierta a billetazos.

Mientras escribo esta columna, me encuentro con el post de Mary Sainz, la esposa de Israel Vallarta en plantón permanente en el Zócalo, pidiendo justicia para su esposo: “ISRAEL VALLARTA, 18 AÑOS SIN SENTENCIA” dice en letras rojas un panfleto. Prisión “preventiva” para un hombre que no tuvo cuna de oro, ni una chequera, ni 9 abogados o los 90 de Ricardo Salinas… solo una mujer y su familia que fiel e incansablemente, exigen justicia. ¡Qué mundo tan extraño el nuestro en el que se premia a violentadores y se castiga a los que nada tienen!

Ana María Vázquez

Escritora

@Anamariavazquez

Te puede interesar

Advertisement