Síguenos

¿Qué estás buscando?

febrero 28, 2024

México

Se reduce la pobreza, crece la economía y se hace justicia al sureste de México

Visitas

* Programas visionarios sientan las bases de la 4T
* Notables avances en economía, salud, empleo
* Lo que más lo deja satisfecho fue la reducción de la pobreza en el país

JUAN R. HERNÁNDEZ

Este viernes, el líder de la nación, Andrés Manuel López Obrador, celebra 5 años de gobierno y de la llegada de la Cuarta Transformación y con ello, el inicio de la cuenta regresiva para el fin de su mandato presidencial.

En estos cinco años, el gobierno del tabasqueño ha sido marcado por una serie de políticas y acciones que han generado un gran debate en la sociedad mexicana, sobretodo en la perteneciente al Bloque opositor.

Entre los principales logros del gobierno de López Obrador se encuentran la disminución de la pobreza, el aumento del salario mínimo, la inversión en infraestructura y lo que es para mí uno de sus principales logros -porque mostró la capacidad de trabajar en conjunto el Gobierno y la iniciativa privada-: la reforma de pensiones (Afores).

En el rubro energético, la administración de López Obrador se ha enfocado en que México sea autosuficientes y deje de comprar gasolinas y diésel en el extranjero; que la Comisión Federal de Electricidad, con una inversión de 9 mil 300 millones de dólares, incrementará su capacidad instalada en cerca de 10 mil megawatts, con la construcción y modernización.

En lo social se ha trabajado para garantizar el servicio de internet gratuito en escuelas, hospitales y espacios públicos en todo el territorio nacional; desarrollar un Plan de justicia a los pueblos yaquis; se les restituyeron 30 mil hectáreas de terrenos y se aplica un programa integral para el desarrollo social y que la producción de alimentos será considerablemente superior.

Asimismo, la 4T está llevando a cabo el programa de reforestación más importante del mundo “Sembrando Vida”, no hay nada igual ni en Estados Unidos, ni en Canadá, ni en China, ni en Rusia; es el programa de reforestación más importante del mundo con una inversión de 30 mil millones de pesos anuales, en el cual trabajan 450 mil campesinos que reciben permanentemente un jornal para sembrar sus tierras con árboles frutales y maderables.

Se han construido o están por inaugurarse caminos rurales en Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Durango, Nayarit, Baja California Sur, Michoacán, Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Hidalgo y Guanajuato.

De acuerdo con lo señalado por el presidente López Obrador, se ha dado el aumento del salario mínimo, se ha dado atención especial a los pueblos indígenas. No se excluye a nadie y se garantizan los derechos individuales y colectivos, pero se aplica el principio de que, por el bien de todos, primero los pobres, se ayuda a madres solteras, así como a estudiantes de diversas escuelas y en los estados con mayor pobreza, como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, casi todos los hogares reciben el beneficio de al menos un Programa para el Bienestar.

Un aspecto clave es que estos programas se volvieron más eficientes al eliminar intermediarios, siendo menos susceptibles a uso político. Además, se reconoció que todos los mexicanos tienen derecho a participar de la riqueza nacional y que el Estado debe garantizar su reparto. Este cambio se consagró en la Constitución en 2020, reforzando su importancia y dejando claro que los programas sociales son un derecho, no una dádiva.

Lo más notable de los logros resaltados es el contexto en el cual se obtuvieron: en medio de una pandemia global, sin aumentar la deuda nacional y sin necesidad de una reforma fiscal. En su lugar, se priorizó la mejora de la recaudación y el estímulo al crecimiento económico sostenible. Las cuentas nacionales están sanas. Los resultados económicos hasta la ENIGH 2022 son buenos, pero, sobre todo, prometedores.

De los 35 millones de familias del país, 30 millones, es decir, el 85 por ciento, reciben de manera directa cuando menos una pequeña porción del presupuesto público y el 15 por ciento restante también se benefician con condiciones de desarrollo, pagando menos impuestos, tarifas más bajas de electricidad y combustibles y se han creado más de un millón 500 mil nuevos empleos.

La economía nacional está creciendo, así como el índice de la Bolsa de Valores. Las reservas del Banco de México han aumentado.

Todos los estudiantes de bachillerato o escuelas públicas de nivel medio superior, 4 millones 155 mil alumnos, también reciben becas de mil 680 pesos bimestrales y se ha aumentado el sueldo de maestras y maestros.

Un millón 300 mil personas, sobre todo niñas y niños con discapacidad reciben una pensión de 2 mil 800 pesos bimestrales y Diez millones 500 mil adultos mayores se benefician con una pensión de 3 mil 850 pesos bimestrales.

No se ha contratado deuda nueva o adicional. Todo el apoyo es de abajo hacia arriba, por combatir el huachicol se han recuperado 236 mil 134 millones de pesos y desapareció el Estado Mayor Presidencial y los ocho mil elementos de esa corporación pasaron a la Secretaría de la Defensa; tampoco hay pensiones millonarias para los expresidentes ni otros excesos.

Se ha reducido el gasto en publicidad del gobierno y se han ahorrado 42 mil millones de pesos.

La inversión pública en obras de infraestructura y desarrollo ha crecido en 78 por ciento.

Se han terminado 522 kilómetros de carreteras nuevas y libramientos en casi todos los estados del país.

México se convirtió en el principal socio comercial de Estados Unidos en el mundo.

Se eliminó el fuero del presidente que ahora puede ser juzgado por cualquier delito como a cualquier otro ciudadano.

En el último año de su gobierno, el presidente López Obrador se enfrentará a una serie de retos, entre los que se encuentran la inflación, la inseguridad y la polarización política. El presidente ha anunciado que continuará con sus principales políticas, como la austeridad, la transformación del sistema de pensiones y el impulso a la economía popular.

El gobierno de López Obrador ha sido un periodo de grandes cambios en México. El presidente ha logrado algunos avances en temas como la pobreza, el salario mínimo e la infraestructura. Sin embargo, también se han registrado críticas por el manejo de la pandemia, la inseguridad y la concentración de poder.

La inversión en infraestructura en el sureste, con proyectos como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, el Corredor Interoceánico y el aeropuerto de Tulum, ha traído avances significativos. Parece inaudito, pero Oaxaca, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo fueron un punto ciego para administraciones pasadas.

Hoy, el Gobierno les presta atención. Estas obras han dinamizado la economía generando empleos, inversiones y desarrollo palpables. Así, por ejemplo, el ingreso promedio de los Estados del sureste aumentó alrededor de un 20% entre 2018 y 2022. Oaxaca y Tabasco, dos de los estados más pobres del país, fueron los que más crecieron en 2022. La política industrial implementada trajo resultados.

CUMPLE 99 DE 100 COMPROMISOS
(El único que faltaría por cumplir es el esclarecimiento de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa)

Dar atención especial a los pueblos indígenas y preferencia en los programas y proyectos gubernamentales.

Atender a todos los mexicanos bajo el principio de que, por el bien de todos, primero los pobres.

Mantener el Programa de Estancias Infantiles y regularizar los CENDIS.

Entregar becas educativas a estudiantes de nivel básico que provengan de familias de escasos recursos.

Otorgar becas de $800 mensuales para todos los estudiantes de nivel medio superior.

Otorgar becas de 2,400 pesos mensuales a 300,000 estudiantes universitarios en situación de pobreza

Poner en funcionamiento 100 universidades públicas con carreras acordes a cada región.

Impulsar la formación artística desde la educación básica y apoyar a creadores y promotores culturales. Garantizar protección al patrimonio cultural.

Otorgar becas para la investigación científica y tecnológica. El CONACYT coordinará el Plan Nacional para la Innovación.

Cancelar la mal llamada reforma educativa y establecer en el artículo 3º de la Constitución el derecho a la educación gratuita en todos los niveles de escolaridad.

Implementar un plan para apoyar a los damnificados de los sismos con acciones de reconstrucción, trabajo y provisión de servicios públicos.

Implementar un programa de mejoramiento urbano en colonias marginadas de la frontera norte.

Garantizar a los mexicanos atención médica y medicamentos gratuitos. Establecer, a mediados del sexenio, un sistema de salud de primera.

Bajar los sueldos de los altos funcionarios y aumentar los de los trabajadores que ganan menos de $20 mil al mes.

Aumentar la pensión para adultos mayores en todo el país a $1,274 mensuales.

Apoyar a un millón de personas con discapacidad, priorizando a las niñas y niños en situación de pobreza.

Implementar el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, en el que 2.3 millones de jóvenes recibirán $3,600 mensuales.

Construir, con trabajadores locales, caminos de concreto en municipios olvidados de Oaxaca, Guerrero y otros estados con el fin de reactivar la economía.

Otorgar un apoyo económico semestral para la siembra de alimentos a pequeños productores.

Implementar un programa de entrega de fertilizantes, empezando por Guerrero. Se iniciará la operación de la planta de fertilizantes de Coatzacoalcos, Veracruz.

Establecer precios de garantía para la compra de maíz, frijol, arroz, trigo y leche en los almacenes o depósitos de Diconsa y Liconsa.

Fomentar la actividad pesquera para mejorar la vida de las comunidades costeras y ribereñas. Los pescadores de atún y sardina recibirán un precio justo por sus productos.

Plantar, en los próximos dos años, un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables y crear 400 mil empleos.

Se creará Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX) para fusionar Diconsa y Liconsa en una sola empresa con el fin de distribuir los productos de la canasta básica a un menor costo.

Otorgar créditos a la palabra y sin intereses para la adquisición de novillonas, vacas y sementales.

Otorgar créditos a la palabra a artesanos, dueños de talleres, tiendas y pequeñas empresas.

Otorgar créditos a la palabra a artesanos, dueños de talleres, tiendas y pequeñas empresas.

Transferir a las comunidades mineras el impuesto que se cobra a las empresas por la extracción.

No aumentar el precio de las gasolinas, el gas, el diésel y la luz más allá de la inflación.

Entregar los apoyos del gobierno directamente, sin intermadiarios.

Crear el Banco del Bienestar.

Los ahorros que se obtengan por no permitir la corrupción y gobernar con austeridad se utilizarán para financiar los programas de bienestar.

No aumentar los impuestos en términos reales ni incrementar la deuda pública.

Respetar la autonomía del Banco de México con el fin de evitar inflación y devaluación.

Seguir una política de austeridad republicana y transparentar el patrimonio de los funcionarios del gabinete.

No comprar sistemas de cómputo en el primer año de gobierno.

Sólo los integrantes del gabinete ampliado tendrán secretarios particulares.

Cancelar fideicomisos u otros mecanismos utilizados para ocultar fondos públicos.

Integrar estructuras y programas duplicados.

Reducir en 50% el gasto en publicidad del gobierno.

Prohibir que los Secretarios de Estado convivan en fiestas, comidas, juegos deportivos o viajes con contratistas o inversionistas vinculados a la función pública.

Prohibir que los funcionarios empleen a trabajadores del Estado en su domicilio.

Ningún funcionario podrá cerrar las calles o detener el tráfico sin causa de emergencia.

No comprar mercancía que exista en los almacenes públicos en cantidad suficiente.

No remodelar oficinas ni comprar mobiliario de lujo.

 

Sólo tendrán apoyo de choferes los secretarios y subsecretarios.

Eliminar seguridad personal para funcionarios que no lo necesiten.

Eliminar gastos de vestuario y protocolo destinados al presidente, colaboradores y familiares.

Cuidar los bienes de las oficinas a disposición de servidores públicos.

Evitar gastos innecesarios en el extranjero y sólo designar un delegado federal en cada una de las entidades.

Siempre tratar con amabilidad a los ciudadanos.

Las compras del gobierno se harán de manera consolidada, por medio de convocatorias y con observación ciudadana y de la ONU.

Celebrar contratos de obra con la participación de ciudadanos y observadores de la ONU.

No contratar despachos para la elaboración de proyectos legislativos u otros documentos que puedan ser realizados por los servidores públicos.

Reubicar las secretarías del gobierno federal en las distintas entidades de manera voluntaria y sin afectar a los trabajadores.

No permitir violaciones al estado de derecho ni los fueros y privilegios.

Reformar el artículo 108 de la Constitución con el fin de quitarle el fuero al Presidente.

Aumentar el catálogo de delitos graves (corrupción, robo de combustible, portación ilegal de armas, evasión fiscal y delitos electorales).

No habrá partidas presupuestales a disposición de los legisladores.

Los funcionarios públicos no podrán recibir regalos cuyo valor exceda $5,000.

Establecer relaciones comerciales y financieras dando preferencia a los gobiernos que destaquen por su honestidad.

Abrir el Complejo Cultural de Los Pinos el 1 de diciembre de 2018.

Eliminar el Estado Mayor presidencial y el CISEN. No espiar a ciudadanos ni a opositores.

Poner en venta el avión presidencial y la flotilla de aeronaves.

Eliminar la pensión y servicios de funcionarios para expresidentes.

Eliminar las inspecciones a establecimientos comerciales y evitar el soborno y la mordida: otorgar confianza a los ciudadanos.

No estaremos en contra de la inversión y la generación de empleo, sino de la riqueza mal habida.

Hacer del turismo una herramienta para lograr mayor desarrollo económico en el país y establecer un programa de mejoramiento urbano en las colonias marginadas.

Construir el Tren Maya.

Crear un corredor económico y comercial en el Istmo de Tehuantepec.

Aumentar la inversión pública para la producción de petróleo, gas y electricidad.

Rehabilitar las seis refinerías y construir una nueva en Tabasco.

Detener el desmantelamiento de la CFE: modernizar las plantas existentes y priorizar las hidroeléctricas.

Impulsar el desarrollo de fuentes de energía renovables.

No permitir el uso de semillas transgénicas y proteger la diversidad de México.

No recurrir a métodos de extracción que afecten la naturaleza.

No permitir proyectos que afecten el ambiente y no privatizar el agua.

Lograr la cobertura universal en telecomunicaciones y proveer internet gratuito en carreteras, plazas, escuelas, hospitales y otras instalaciones públicas.

Solucionar la saturación del actual aeropuerto de la Ciudad de México en tres años.

Implementar el programa de la Zona Libre de la Frontera Norte.

Fijar el salario mínimo por encima de la inflación.

Se solicitará la modificación del artículo 35 Constitucional para legalizar las consultas ciudadanas en decisiones de interés público.

El primer domingo de julio de 2021 me someteré a consulta de revocación de mandato.

Recorrer constantemente los municipios y estados del país para resolver problemáticas y evaluar avances.

Llevar a cabo una reunión diaria con el Gabinete de Seguridad.

Crear la Guardia Nacional para garantizar la seguridad pública en el país. Constituir 266 coordinaciones de seguridad pública atendidas por la Guardia Nacional.

No reprimir al pueblo y buscar, ante todo, la paz.

Liberación a presos políticos y víctimas de represalias del poder.

Investigar a fondo la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa; se conocerá la verdad y se castigará a los responsables.

Respetar la libertad de expresión, no se censurará ningún periodista o medio de comunicación.

La Fiscalía General contará con absoluta autonomía.

Mantener relaciones de respeto con el Poder Legislativo y con el Poder Judicial. El Poder Ejecutivo dejará de ser el poder de los poderes.

Implementar el Plan de Protección Civil Nacional y el ABC para catastrofes naturales.

Respetar los principios constitucionales de autodeterminación de los pueblos, no intervención y solución pacífica de controversias.

Mantener una relación de respeto, beneficio mutuo y coordinación con el gobierno de Estados Unidos.

Los 50 consulados de México en Estados Unidos defenderán los derechos de nuestros paisanos.

Lograr el progreso con justicia y promover el bienestar del alma, no sólo material.

Respetar la libertad de prensa, la manifestación de ideas y de creencias religiosas, en general los Derechos Humanos.

Crear una Constitución Moral junto con la ciudadanía.

Conmemorar los 100 años del asesinato de Emiliano Zapata. Promover la lectura, el civismo, la ética y preservar la memoria histórica y cultural.

TE RECOMENDAMOS:

Destaca AMLO compromiso periodístico de Diario Basta

Te puede interesar

Advertisement

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds