Síguenos

¿Qué estás buscando?

marzo 01, 2024

CDMX

Acusan de represor a gobierno de Martí Batres

Visitas

Laura Kabata busca justicia por la tortura militar que vivió su hijo

OMAR MONTALVO.

La activista Laura Kabata, busca justicia por la tortura militar que vivió su hijo, pero ahora relata que se debe cuidar de la represión que ejerce el actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, quien responde a los activistas con la violencia policiaca.

“Venimos por un caso federal, el caso de mi hijo, víctima de violencia por la Sedena a sus 17 años; está parado porque la reparación no se ha cumplido, no se ha dado cumplimiento como debe de ser, y aunado a la exigencia de justicia, pues ahora tenemos casos del fuero común con la Ciudad (…), veníamos por una cosa y ya tenemos como 10 temas más, nos hicieron crecer la madeja”, relató Laura Kabata de Anda.

La mujer, en su búsqueda de justicia, se ha manifestado de forma pacífica y este 23 de octubre, esperaban llegar a un acuerdo con la Secretaría de Gobernación (Segob) a cargo de Luisa María Alcalde, sin embargo, en la reunión los activistas descubrieron que a pesar de las protestas y escritos enviados, la Segob no tenía la intención de atender su caso, pues lo “desconocían”.

Laura Kabata lleva casi ocho meses de plantón en las inmediaciones de la Segob, pero tiene tres años de protesta ante instituciones federales con sede en la capital. En el proceso relata que, además de la impunidad de los organismos públicos, junto a otros activistas, han sido víctimas de actos represivos ordenados por Martí Batres, incluso cuando era secretario de Gobierno en la CDMX.

“Todo mundo habla de Martí Batres como represor, todas las activistas a quien le preguntes, defensoras de derechos humanos, organizaciones y colectivos hablan así de él (…), y ahora pues está en otro puesto más arriba, entonces tengo miedo, yo tengo mucho miedo, la verdad”.

Algunos casos donde vivió represión de parte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y Batres Guadarrama, fueron frente a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el Zócalo capitalino y en la noche del 5 de agosto afuera de la Segob, fue la última represión. En el último caso, junto a otras activistas, fueron víctimas de agresiones físicas, sexuales y robo de sus pertenencias.

 

TE PUEDE INTERESAR.

Taboada lucra con accidente en L7

Te puede interesar

Advertisement