Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 2, 2023

Voces

Arreando al Elefante | Pueblo unido

Ana María Vázquez

A medida que se acerca la elección del representante a la contienda electoral del 2024, los diferentes grupos de apoyo han comenzado con rencillas, descalificaciones personales y hasta agresiones verbales e insultos. Y mientras esto sucede en la SCJN continúa la puerta giratoria para los afines a la derecha y el freno a los proyectos de transformación ya aprobados por las Cámaras y en detrimento del pueblo. ¿Por qué el músculo de las izquierdas se desgasta inútilmente en rencillas “corcholateras” en lugar de unirse en una protesta masiva contra las arbitrariedades del órgano que  preside la ministra Piña?

Es entendible y lógica la preferencia por uno u otro de los aspirantes, sin embargo, es importante tomar conciencia de que lo que realmente importa es alguien que GARANTICE cabalmente que el proceso de transformación que ha iniciado el presidente López Obrador continúe para que esta revolución social y de conciencias pueda concretarse, que por cierto, no será en el sexenio que viene, ya que es un proceso lento, paulatino pero que genera una profunda raíz.

En tanto, desgastarse en infiernitos deja el camino abierto para que más y más arbitrariedades se sigan dando por parte de los poderes que aún se niegan al cambio. Es la batalla por el cambio la que importa, no las escisiones ante un proceso que todavía no comienza y mientras, solo un puñado de mexicanos conscientes se plantaron frente a la Suprema Corte para protestar por las arbitrariedades y excesos cometidos.

La lucha no es entre morenistas o amloístas, la lucha es por la demanda de justicia, igualdad, sin burlas de Lorenzo Córdova, sin oídos sordos de la ministra Piña, sin procesos dilatorios y amañados, es ahí donde como pueblo y como sociedad hay que mantener la unión. Desde el Zócalo capitalino, el presidente López Obrador ha pedido quitar los zigzagueos y luchar contra una minoría que se empeña en conservar sus
múltiples privilegios y esto no se logra con calumnias o rencillas personales, sino con la crítica directa y la protesta del pueblo unido.

Te puede interesar

Advertisement