Síguenos

¿Qué estás buscando?

febrero 3, 2023

Empleada de una tortillería en una colonia del Centro.

México

“Grandes empresas son fabricantes de pobreza”: ACFP

La organización ACFP usando registros del IMSS, señaló que menos el 45% de trabajadores formales (9 millones 598 mil personas), carecen de un salario suficiente para sus gastos diarios

Omar Montalvo 

Ante la omisión de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a cargo de Luisa María Alcalde, los análisis de la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza (ACFP) revelan que en la mayor parte de México los trabajos formales no contribuyen a la disminución de la pobreza, las empresas medianas y grandes no garantizan un sueldo digno a sus trabajadores, de manera que una persona con empleo formal no puede costearse dos canastas básicas, lo que es insuficiente para superar la pobreza.

La ACFP usó los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al menos el 45 por ciento de trabajadores formales, que equivalen a 9 millones 598 mil personas, carecen de un salario suficiente para sus gastos diarios.

De los casi 10 millones de trabajadores formales, el 53 por ciento pertenece a medianas y grandes empresas, las cuáles fomentan la pobreza y precariedad al otorgar salarios de 8 mil 600 o menos.

La problemática no es ajena a la STPS, bajo el mando de Luisa María Alcalde, quien ha priorizado involucrarse con los sindicatos y trabajadores del estado.

Pese a que la servidora federal ha impulsado el aumento del salario mínimo, éste difícilmente se cumple en las empresas grandes, e incluso los llamados de alto a las malas prácticas que fomentan la explotación en el sector privado, sólo quedan en el discurso, sin sanciones o políticas laborales que las obliguen a cumplir con salarios y trabajos dignos.

A nivel nacional, a una cuarta parte del país el salario es insuficiente para más de la mitad de trabajadores formales, pues en Sinaloa afecta al 62.6 por ciento; en Guerrero al 61.7 por ciento; en Oaxaca al 60.9 por ciento; en Durango al 58.5 por ciento; en Chiapas al 56.6 por ciento; en Tlaxcala y Michoacán al 56.2 por ciento; y en Nayarit al 55.3 por ciento.

El acceso a dos canastas básicas es el umbral mínimo para el ingreso familiar de los mexicanos, pues en el país el promedio de los hogares es de 3.6 personas con 1.6 integrantes que aportan al gasto. De modo que, aunque el trabajo sea formal, si el salario es precario, se seguirá produciendo pobreza.

La propuesta de la ACFP para los grupos empresariales es que el salario de 8 mil 600 pesos mensuales pueda convertirse en un ingreso digno de más de 10 mil pesos al mes. “El principio es muy claro: el salario debe ser suficiente para mantener a quien trabaja y a su familia. Así lo establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos y nuestra Constitución. Por tanto, el salario debe alcanzar para mantener al menos a dos personas, quien trabaja y
una más”, declaró al respecto Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de ACFP.

Te puede interesar: Alcalde de Benito Juárez regala recursos de parque a empresa misteriosa

Te puede interesar

Advertisement