Síguenos

¿Qué estás buscando?

octubre 3, 2022

Voces

Los datos duros | AMLO desmiente a los falsos periodistas

Ricardo Sevilla 

Ayer, un puñado de columnistas esparcieron el rumor de que Delfina Gómez sería sustituida, en la Secretaría de Educación Pública, por María Elena Álvarez-Buylla. Tan seguros estaban de sus aseveraciones que dijeron que el presidente López
Obrador haría el anuncio en su conferencia Mañanera. Denise Dresser, Pascal Beltrán, Mario Maldonado y Rafael Pérez Gay, entre otros, propagaron el bulo. Al ser desmentidos por el propio Presidente, su ausencia de ética periodística quedó en evidencia.

Imposible pasar por alto que se trató de un avieso nado sincronizado contra Álvarez-Buylla, un personaje que detestan con toda el alma en los mentideros del conservadurismo. Y es que la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se ha convertido en una auténtica piedrita en el zapato del neoliberalismo.

Ayer, por ejemplo, la titular del Conacyt
dio a conocer que los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto transfirieron más de 45 mil millones de pesos a empresas privadas, entre ellas transnacionales, para llevar a cabo investigaciones que nunca aterrizaron en el terreno de la realidad.

Y no es la primera vez que Álvarez-Buylla exhibe los intereses encubiertos de los sexenios anteriores. De una u otra manera, la titular del Conacyt ha logrado sanear esa institución que operaba con “una fachada de institución pública”, pero que, en realidad, durante los sexenios anteriores, se ocupaba de beneficiar al régimen neoliberal.

Álvarez-Buylla, cuya cruzada fue respaldada ayer por el Presidente, es una funcionaria que ha ayudado bastante a la llamada “Cuarta Transformación”, debido a que, sin ceder a los chantajes ni a las calumnias de quienes chupaban la ubre de los fideicomisos, se ha encargado de ir talando los vicios que imperaban en el Conacyt antes de la llegada de López Obrador.

Te puede interesar

Advertisement