Síguenos

¿Qué estás buscando?

julio 17, 2024

Uncategorized

“Dr. Strange en el multiverso de la locura”, unión perfecta de miedo y acción

Visitas

Solo el director Sam Raimi podría llevar un concepto tan único y demencial al cine, con un tremendo éxito, con “Dr. Strange en el multiverso de la locura”.

Por Yoab Alvisúa

Cuando se trata de la mancuerna de Disney y Marvel Studios, existe un sello de calidad imposible de corromper, la espectacularidad siempre está garantizada, pero, ¿cómo hace La Casa de las Ideas para no perder la frescura y la potestad sobre las taquillas con un género tan “choteado” como lo es el de los superhéroes? Fácil, contratando a directores distintos, quienes aportan su toque personal a cada cinta, respetando la cosmogonía del Universo Cinematográficode Marvel (UCM), un reto épico.

No puedo imaginar a nadie mejor para dirigir el festival de caos que resultó “Dr. Strange en el Multiverso de la Locura”, que Sam Raimi, la retorcida mente brillante detrás de la saga “El Despertar del Diablo” y la entrañable trilogía de “El Hombre Araña”, protagonizada por Tobey Maguire.

Este genio dio cátedra de como géneros, aparentemente opuestos, pueden comulgar en perfecta armonía, pues, esta aventura del hechicero, mezcla todos los elementos de los cómics que amamos, personajes que conocemos, secuencias de acción de primera, una excelente historia, le agrega
una pizca de ese terror que solo él domina, estilo brutal, un poco sarcástico, algo grotesco y demencial; mete todo en la licuado y nos lo da un desquiciado evento visual, que en ocasiones te hará saltar del asiento, ya sea por miedo o emoción.

Resulta complicado criticar la película sin soltar spoilers, pero el intento se hará; El Dr. Stephen Strange (Benedict Cumberbatch), quien, tras los eventos de Spider-Man: Sin Camino a Casa (2021) y Avengers: Endgame (2019), aún lidia con los sacrificios que implica lavida del héroe, de momento, una extraña niña, América Chávez (Xóchitl Gómez), capaz de viajar libremente por el Multiverso, busca su ayuda, ya que fuerzas malévolas tratan de arrebatarle su misterioso poder y esa amenaza viene del lugar menos esperado, una antigua Vengadora, Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen), transformada en la temible y poderosa Bruja Escarlata.

Se nota que es un filme de Raimi, sus transiciones son espectaculares, su narrativa tiene todo su estilo, incluso la ambientación, diálogos y detalles que los fans de su trabajo no pasarán desapercibidos. Marvel lo logró, a pesar de su corte tan retorcido y oscuro, el largometraje se siente nuevo, fresco; la fotografía es impecable, la banda sonora, a cargo de Danny Elfman, no tiene desperdicio, giros a cada segundo, visuales que te harán volar y momentos que, como seguidor de Marvel, te dejan con la boca abierta, hacen que sea lo que promete, una locura.

Te puede interesar

Advertisement