Síguenos

¿Qué estás buscando?

diciembre 2, 2021

100% Deportes

Ruge la CDMX

RODRIGO MOJICA

GRUPO CANTÓN

CIUDAD DE MÉXICO.- Los más fanáticos se dieron cita desde la madrugada, pues literal, acamparon con tal de lograr el mejor sitio en la Avenida Reforma.

Ayer fue tiempo del Red Bull Show Run CDMX, teniendo como protagonista a un mentado Sergio Pérez; sí, el mismo tipo que logró desvelar a toda una nación cada que fue parte de los distintos Grandes Premios de Fórmula 1, estuvo en vivo y a todo color, como una forma de agradecer todo ese apoyo y cariño de un pueblo que, desde este año, se volvió más asiduo a las carreras de autos.

Una exhibición, con ese sonar del auto Red Bull RB7, por una de las arterias principales del territorio citadino, fue el pretexto perfecto para que el Checo se acercara a la gente, a esa que tal vez no tendrá la posibilidad de estar en el Autódromo Hermanos Rodríguez, pero que es igual de fanática al piloto mexicano, como quienes podrán asistir a vitorearlo en el Gran Premio de México.

Fueron cuatro rondas de darle vida a un bólido que precisamente fue protagonista del título de Pilotos y Constructores en 2011 para la escudería austríaca.

Y la primera sirvió para estudiar el asfalto, el circuito, y de paso para ir saludando a sus fieles, esos mismos que soportaron el frío y después el calor, porque así es el clima de este lado del mundo.

Lo que siguió, en las siguientes tres sesiones, fue pisar el acelerador y hacer rugir el motor de una unidad que ya es histórica para su equipo.

Algunas donas, esas suertes que los ganadores de las distintas competencias realizan después de sus triunfos, con humo incluido, también fueron parte del espectáculo del tapatío, quien está claro, asume el compromiso de entregar su mejor actuación desde que la categoría regresó a casa, y sobre todo más, luego de su ausencia en 2020, por la pandemia que azotea al planeta.

Para secundar a Pérez, Memo Rojas también rodó en un coche más de lujo, deportivo y un par de motociclistas regalaron algunas acrobacias para ponerle más emoción al miércoles capitalino.

Benito Guerra, quien ha triunfado en el WRC2, igual, a bordo de un bólido de rally, como sucede cuando se interna en los caminos más extremos, aportó con recorridos por demás espectaculares, con ese toque irreverente que presentan los mismos.

Fueron casi tres horas de una experiencia distinta, de sentir a flor de piel lo que es el deporte motor y, al final, Sergio sólo tuvo palabras de agradecimiento para quienes ondean su bandera, y lo que sigue es intentar subirse al podio el fin de semana.

“Muchas gracias por venir, es algo que nos merecíamos todos, después de lo que hemos pasado en el último año. Que siga la fiesta, nos vemos el domingo y que ¡viva México!”.

 

Te puede interesar

Advertisement