Síguenos

¿Qué estás buscando?

octubre 22, 2021

Reclaman agua los vecinos de Prado Churubusco
Reclaman agua los vecinos de Prado Churubusco

CDMX

Tlalpan, Benito Juárez, Álvaro Obregón, las alcaldías con más fugas de agua

Hace falta recursos y personal capacitado para atender la falta de agua

Omar Montalvo |

Ciudad de México. – En entrevista para Diario Basta! el investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, Manuel Perló, manifestó que “las zonas dónde se han detectado más fugas en la Ciudad de México son en Tlalpan, sobre todo en el Ajusco medio, en la Benito Juárez, dónde se piensa que puede ser del 40 al 60 por ciento la pérdida de agua por fugas, y la Álvaro Obregón, también del 40 al 50 por ciento”, aunque el problema de fugas ocurre en toda la capital aunque el problema se agudiza en las tres demarcaciones mencionadas.

Particularmente la zona dónde es más preocupante la pérdida de agua por fugas, es en Tlalpan, pues el investigador Perló refirió que en el Ajusco medio pues “incluso se considera que allí es necesario sustituir completamente la infraestructura de distribución”.

De acuerdo con la explicación del investigador, todo sistema de agua tiene pérdida de agua, sin embargo, en la capital del país se pierde hasta el 40 por ciento del agua que llega a través de los sistemas de distribución.
A pesar de que las alcaldías puedan atender las redes secundarias y terciarias, Perló mencionó que “no hay recursos suficientes, esa es la verdad y también muchas veces el personal que trabaja en los organismos operadores, no es un personal capacitado, actualizado y suficiente para atender todos estos problemas”.

Para disminuir la pérdida de agua, Perló sugiere que lo ideal es invertir en las redes hidráulicas, solventar la falta de personal que pueda manejar la tecnología actual para la detección de fugas, así como aumentar la matrícula de las brigadas de detección de fugas visibles.

En el Valle de México los factores que propician esta gran pérdida de líquido son las rupturas en la red de distribución, por los movimientos sísmicos, las edificaciones pesadas y el desgaste de la red de hasta 50 años de antigüedad; también por robos los sistema de aguas con pozos clandestinos y el “ordenamiento de la red” en los acueductos a cielo abierto como los del sistema Cutzamala; y en menor medida por su uso públicos dónde las autoridades locales a veces no la pagan, por lo que se considera también una pérdida.

Dato:

En la CDMX entre el 5 y 10% de la población no está conectada a la red hidráulica.

Te puede interesar

Advertisement