Síguenos

¿Qué estás buscando?

septiembre 27, 2021

Mundo

Niño de cuatro años muere tras ser atacado por un perro mientras dormía

Un niño fue atacado mientras dormía por un perro de la raza pastor belga mailinois; falleció a consecuencia de las heridas provocadas por el animal.

Redacción

Grupo Cantón

ESPAÑA.- Un niño de cuatro años falleció la madrugada del pasado domingo como consecuencia del ataque de un perro de la raza pastor belga malinois. Los hechos ocurrieron en Lucena (Córdoba), en España, concretamente en el propio dormitorio del pequeño según informaron fuentes policiales.

La Policía Nacional investiga cómo el animal, destinado a la protección exterior de la vivienda, pudo entrar en el inmueble habitado por la familia, y atacar al niño, causándole heridas que le produjeron la muerte antes de poder recibir atención médica.

Cerca de las 03:00 horas, el centro de coordinación de Emergencias de la Junta de Andalucía fue alertado por una llamada de un particular de que un menor había sido atacado por un perro en una finca situada en la Carretera de Los Llanos, cerca de Lucena, en la vía que une esta población y Rute.

Aunque en un primer momento se activaron unidades de la Policía Nacional, Policía Local y de la Policía Autonómica, el niño fue trasladado a un centro de salud del municipio por medios particulares, donde los servicios sanitarios de la Junta certificaron su muerte, según el Servicio de Emergencias 112 Andalucía, que cita al médico de guardia.

Trasladaron al menor en un vehículo al centro de urgencias, donde las asistencias comprobaron que sufría una herida mortal en el cuello, como han señalado fuentes del hospital.

El menor fallecido era hijo de un matrimonio joven que trabajaban como guardeses en el cortijo (cuidadores de la finca) y habitaban una vivienda pequeña destinada a quienes hacen esta labor. Los padres habían acostado a su hijo, pero en algún momento de la madrugada, el perro entró en su dormitorio y le atacó de forma tan dura que las heridas terminaron por provocarle la muerte.

El animal pertenece al dueño de la vivienda y ahora ha quedado bajo la custodia de la policía local hasta que se determine qué se debe hacer con el animal por parte de la autoridad judicial.

Te puede interesar

Advertisement