Síguenos

¿Qué estás buscando?

diciembre 10, 2022

Diablos ganan por regla. Foto: Enrique Gutiérrez
Diablos ganan por regla. Foto: Enrique Gutiérrez

100% Deportes

Ganan los Diablos por regla

La lluvia terminó por beneficiarle a los escarlatas para llevarse la serie.

La lluvia terminó por beneficiarle a los escarlatas para llevarse la serie.

Sebastián Díaz

Grupo Cantón

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque los Diablos Rojos del México (30-17) tuvieron una fatídica sexta entrada, en la que permitieron siete carreras, una regla les cedió la victoria ante los Guerreros de Oaxaca (15-31) para llevarse la Serie.

Al son de “Arréglame el Alma”, los integrantes de Panteón Rococo: Darío Espinoza, Leonel Rosales y Felipe Bustamante, calentaron los ánimos del Estadio Alfredo Harp Helú, al lanzar la primera bola.

Tras dos buenos primeros rollos del pitcher abridor escarlata, Luis Iván Rodríguez -en los que sumó cuatro chocolates-, el venezolano y parador en corto, Engelb Vielma, remolcó la primera rayita para los locales, y Emmanuel Ávila pisó el plato.

Pero el gusto le duró poco al serpentinero Rodríguez. Bryan Araiza mandó a volar a doña blanca por el jardín central en su primer turno al bat y empató el marcador. Además, todos le conectaron a Rodríguez en la alta de la tercera.

La quinta parecía la buena para la novena del México. Julián Ornelas pegó una rola por primera, y el antesalista, Juan Carlos Gamboa, llegó al home.
De nueva cuenta y con hombres en las esquinas, Japhet Amador causó el segundo error del cátcher, Juan Carlos Camacho e impulsó a Caros Figueroa para darle la vuelta 1-3.

Y sí, parecía buena. En la alta alta de la sexta, la “Tribu” aprovechó los errores de Rodríguez sobre la loma, y timbró en tres ocasiones la caja registradora.
Entró el relevista, Samuel Zazueta, pero sólo alargó la agonía, pues Bryan Araiza conectó triple productor para Juan Camacho, José Ureña y Eric Meza.

Ya para rematar a los comandados por Miguel Ojeda, Mario Cabrera le regresó el favor a Araiza y remolcó la séptima. 8-3

Al comienzo de la baja, apareció el peor enemigo del parque de pelota, y el juego fue suspendido, tras las tres medias horas reglamentarias de espera.

Aunque los locales lo perdían, se aplicó la regla 7.02 al ser el último juego entre ambos en el año (juegos suspendidos, pospuestos y empatados) inciso A que indica: “Si uno de los equipos está adelante en el marcador, será declarado ganador, a menos que el juego sea declarado terminado durante una entrada en progreso, y antes que la entrada sea completada, el equipo visitante haya anotado una o más carreras para tomar la ventaja, en cuyo caso el marcador al momento de la última entrada completa terminada prevalecerá para el propósito de esta regla.

Las siete carreras marcadas por los Guerreros no contaron, ya que no terminó la sexta entrada cuando Diablos atacaba, por lo que sólo se consideró la anotación con la rompieron el empate.

Este viernes, los Diablos recibirán a los Acereros de Monclova en el duelo inaugural de la Serie.

Te puede interesar

Advertisement