Síguenos

¿Qué estás buscando?

diciembre 5, 2021

Funcionamiento de L-12, no fue certificado;
Funcionamiento de L-12, no fue certificado;

CDMX

Funcionamiento de L-12, no fue certificado; Arturo Ortíz, director del despacho IUSTAFERRI

Juan R. Hernández

El peritaje va a determinar cuál fue las causas que originaron las fallas y las consecuencias que generaron el accidente en la línea 12 del metro, afirmó el Director del Despacho IUSTAFERRI S.C Arturo Ortiz, quién aseveró que, en el caso del colapso, se investigará la posible omisión en el mantenimiento obligatorio.

En entrevista con Grupo Cantón, el abogado destacó que uno de los principales responsables es el departamento de mantenimiento, en donde hay un director o subdirector de un área específica del metro y por supuesto las autoridades del metro.

Detalló que estas investigaciones, las autoridades deberán tomar en cuenta si hubo una falta de visión y omisión que dieron origen a esta tragedia.

“Hay delitos por acción y hay delitos por omisión, me parece a que aquí es por omisión porque se dejaron de hacer cosas. Dejaron de hacer un completo y correcto mantenimiento a la obra para que ésta funcionara en óptimas condiciones, y más si sabían que tenían antecedentes de mala calidad o de mal funcionamiento. El mantenimiento debió de haber sido más preciso y más meticuloso”, dijo.

Agregó que, para no entrar en especulaciones, como abogado en funciones hay un dicho fundamental que dice: “Papelito Habla”.

Explicó que el colapso de la línea 12 del metro se tiene que ubicar las cosas en tiempos diferentes:

“Desde un inició tiene dos principios: el aspecto de la Obra Civil en ingeniería y Arquitectura; pero como funcionamiento general, tiene el aspecto electromecánico que no solamente son los trenes que deben de tener un estándar de calidad, que abarca todas las vías, los mecanismos de funcionamiento a lo largo de las vías, de las estaciones e incluso, hasta los Centros de Control de esa línea”, abundó.

Detalló que tanto la Obra Civil como la Electromecánica tienen que pasar por una certificación internacional, cumplir con un nivel de estándares internacionales que obligan a los constructores de obra en ambos aspectos –electromecánicos y de obra civil- a cumplir con determinado nivel de calidad.

Desde la óptica del especialista, la construcción de la Línea 12 no cumplió con esos estándares internacionales ya que la empresa alemana TUV Rheinland, especializada en materia electromecánica, no había certificado el funcionamiento de la obra, según trascendió en la declaración oficial.

“Desde el origen, esa obra desde el aspecto electromecánico y de obra civil, me parece que tuvo muchas fallas y defectos, y no llenó por completo con los estándares internacionales para funcionar”, indicó.

Si hacemos una línea del tiempo, enfatizó, desde la creación e inauguración de la obra, han habido toda una serie de acontecimientos que hacen evidente que la Obra civil y Electromecánica no fueron desarrolladas correctamente.

Sobre los responsables, el especialista enfatizó que el peritaje será la clave para determinar si la calidad de la obra cumplió con los estándares internacionales, lo que generó que a lo largo del proceso hubiera rápido un deterioro de la obra.

“Esos son los viejos responsables, y como tal, hubo responsables y sancionados-incluso algunas aún siguen en fuga”, aseveró.

Del análisis del mantenimiento, enfatizó el litigante, derivado de la falta de mantenimiento, eso va a generar nuevos responsables.

Explicó que en todas las líneas del metro debe de haber una bitácora de mantenimiento, en donde deben de estar anotadas todas las revisiones y seguimientos en los aspectos civil y electromecánico.

En el aspecto Civil, dijo, se revisa el funcionamiento de las estructuras, sobretodo después de acontecimientos como fueron el sismo del 2017 en la CDMX, que pudo causar daños estructurales.

“Por ley se tiene que hacer una revisión para ver si los peritajes que en la materia técnica determinen si los daños estructurales que tuvo la obra todavía la hacen funcional. Si lo hicieron con las casas y los edificios, también lo debieron hacer con el metro. Habría que ver si se hizo ese peritaje con esta línea del metro en particular después del sismo del 2017”, explicó.

Otro punto a destacar, puntualizó el abogado Arturo Ortiz, es verificar las quejas realizadas por parte de la ciudadanía, sobretodo de aquellos que viven en la zona, en donde han reportado toda serie de daños y que no les hayan hecho caso, por supuesto que ahí hay una responsabilidad porque hay omisión en el mantenimiento desde el punto de vista civil.

En el Aspecto Electromecánico, agregó, “cuando funciona el metro y camina, produce vibraciones, debe haber obligatoriamente una revisión periódica de las vías férreas, tiene que haber una revisión del tren del tren, de las vías todo de manera permanente”.

En el mantenimiento tiene que haber una revisión de los durmientes y las vías donde corren los trenes del metro. Los especialistas tienen que supervisar si no hay fracturas o desviaciones porque, si hay vibraciones en exceso seguramente generarán un desgaste.

Si no hubo mantenimiento, finalizó el litigante, seguramente el peritaje arrojará que la falta de mantenimiento llevó a cabo el desgaste y en consecuencia, la caída de este tramo del metro que en realidad son dos ballenas que no son de concreto, sino de metal.

 

Te puede interesar: Miedo colectivo tras colapso del Metro

Te puede interesar

Advertisement