Síguenos

¿Qué estás buscando?

noviembre 27, 2021

R-10 Salvador Trejo
R-10 Salvador Trejo

Voces

R-10 | ¡Tómenla!

Salvador Trejo

Un triunfo para las mujeres violentadas, para el gobierno de la Ciudad de México y la Fiscalía de chilangolandia significó el hecho de que los dos jueces que llevaron el caso de Abril Pérez Sagaón, hayan sido separados de sus cargos, por pasados de chorizo.

Y ya se habían tardado, pues estos disque impartidores de justicia se pasaron de lanzas y hasta podríamos decir que son los responsables indirectos de la muerte de Abril, pues determinaron el caso como violencia familiar y no tentativa de feminicidio, cuando su esposo Juan Carlos García, la había golpeado con un bat cuando se encontraba dormida.

Se trata de los jueces Federico Mosco González y Luis Alejandro Díaz Antonio, quienes no sabemos por qué motivo actuaron de esa forma tan extraña, cuando Abril tenía prácticamente la cabeza deshecha a batazos, y aun así dejaron libretas al hombre que finalmente la mataría.

Por lo menos, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México se dio cuenta que los jueces de pacotilla actuaron sin perspectiva de género y su mal accionar indirectamente provocó un feminicidio, por lo que se den de santos que solamente perdieron la chamba y no los entambaron por su torpeza.

Al respecto, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se refirió sobre el despido de los jueces como un triunfo hacia el movimiento de las mujeres.

Sin duda, esto marcará un parteaguas en la impartición de justicia y los jueces la pensarán dos veces antes de volver a cajetearla gacho, sobre todo cuando se trata de violencia en contra de las mujeres.

Si de algo sirve a la familia de Abril, dos de sus detractores ya no harán más daño, aunque lo ideal sería que su verdugo fuera capturado, pues saben dónde se encuentra, pero no le echan el guante.

Te puede interesar

Advertisement