Síguenos

¿Qué estás buscando?

Los ojos del Cine

La lucha de las mujeres en 4 películas populares

México está en un momento histórico de liberación femenina. Desde 1953, que fue cuando empezaron a tener derecho al voto, el país no era protagonista inerte de tantas movilizaciones como las que ha visto en esta última década, sobre todo en estos días, donde una joven presuntamente fue violada por elementos policíacos de la CDMX.

Innegablemente estamos en un punto de inflexión, en el que 1,199 han muerto en el primer cuatrimestre del año, víctimas de la violencia machista según estadísticas del Secretario Ejecutivo . Es decir, cada dos horas y media en promedio, una mujer es asesinada por el hecho de ser mujer, una estadística que no disminuye a pesar de la gran movilización social.

En esta ocasión en “Los ojos del cine”, te traigo 4 películas que nos pueden acercar a la empatía del movimiento feminista porque si, el mexicano promedio es intolerante al feminismo. No lo digo yo, lo dicen las estadísticas de muerte y violación.

Tomates verdes fritos

Esta película, del género comedia, ejemplifica ligeramente lo que una mujer debe ser capaz de hacer para seguir sus sueños y su plenitud ante la sociedad machista de 1980.

Durante la película se nos muestra la vida de Evelyn, una mujer mayor desencantada de la vida, harta de la apatía de su esposo y cargada de un sentimiento de inutilidad que es llenado con golosinas, hasta que conoce a Ninny en el asilo donde viven.

Conforme avanza la película, Evelyn es contagiada de la determinación y energía de Ninny a la par de que vamos conociendo una historia de superación de dos chicas, Idgie y Rtuh, mujeres que vivieron durante la época de la Gran depresión en EE.UU, apoyándose mutuamente para lograr sus objetivos.

https://www.youtube.com/watch?v=UCDp0c0GFp4

Thelma & Louise

La película por excelencia en este tema estuvo a punto de no ver la luz, debido al final propuesto por su director Ridley Scott, uno muy poco ortodoxo en ese tiempo, comparado con otros filmes de Hollywood.

Thelma Dickinson, un ama de casa con una vida vacía y anodina. Está casada con un cretino detestable que la trata como a una niña. Por su parte, Louise Sawyer trabaja como camarera en una cafetería y sueña con que su novio Jimmy, que es músico, se case con ella. Un fin de semana deciden hacer un viaje juntas en el coche de Louise para alejarse de la mortal rutina de sus vidas y de todas sus frustraciones.

El final, una metáfora de la libertad, es un eje de inspiración tanto para mujeres como para hombres.

https://www.youtube.com/watch?v=mtHhF7nH_Tk

Quiero ser como Beckham

¿Quien dice que no se puede ser lo que uno quiera? con esfuerzo y determinación las cosas son posibles, o así lo demuestra esta película del 2002 en donde una chica india se une en secreto a un equipo de fútbol femenil.

La trama, desarrollada en un ambiente machista, donde la mujer debe pensar en cumplir con los mandatos del hogar y casarse antes que en cumplir sus sueños; es un mundo que la protagonista desafía constantemente para lograr ser como su ídolo Davide Beckham.

Te doy mis ojos

Muchos somos espectadores pasivos de la violencia hacia una mujer, no hacemos nada ante la situación por miedo, por pereza o simple desinteres pero ¿Qué pasa cuando la que sufre esta violencia machista es tu hermana?

Esta película gira entorno a la violencia doméstica. Pilar huye una noche con su hijo de 8 años de las agresiones recibidas por su esposo. Cuando logra el asilo, su esposo comienza una cruzada para poder recuperarla. Es la historia de ella, pero también cuenta la historia de quienes los rodean, quienes callan y quienes consienten este tipo de situaciones.

El final es uno abierto en donde las decisiones que toma una mujer, forjan su destino ante el mundo.

El mundo en el que vivimos, tu y yo ya no podemos dejar que este tipo de cosas sucedan a las mujeres. No podemos quedar inactivos ante las agresiones, no podemos quedar con los brazos cruzados cuando nos percatamos de una situación de injusticia, porque las autoridades en México son muy inefectivas.

pongámonos en el zapato del otro, o la zapatilla de ellas.

 

 

 

Te puede interesar

Advertisement