Síguenos

¿Qué estás buscando?

julio 19, 2024

Piense

Idus de marzo

Visitas

¡Cuántas cosas han pasado durante este mes de marzo! Para comenzar se pospuso, supuestamente para el primero de julio –una fecha complicada porque hay elecciones en algunas entidades del país en la misma semana–, la importante consulta sobre si debe o no procederse en contra de cinco de los seis ex presidentes con vida, desde salinas hasta peña nieto, pasando por la ultraderecha de dieciocho años con el inicio de la administración del simulador zedillo.
Como si nada la posposición no cayó bien en quienes creen, con razón, que sólo la acción coercitiva hará posible construir con seguridad la estructura de la cuarta transformación si ésta va en serio. Demasiada suerte hemos tenido ya con el hecho de que alberguemos la esperanza de un cambio profundo sin derramamiento de sangre como en las tres transformaciones anteriores de acuerdo al criterio de López Obrador: la Independencia, la Reforma y la Revolución. Si es así, no debe temerse a que tiemblen algunos de alta alcurnia social por la demanda social de millones de mexicanos explotados hasta el cansancio, en las minas y los campos petroleros sobre todo, mientras se llevan nuestras divisas al exterior para fortificar al dólar y al euro. Esto es: como herencia perversa seguimos financiando a los ricos y a las grandes potencias con los pantalones a media asta –como solía decir mi amiga inolvidable Margarita Michelena–.
En segundo lugar se habló de la recuperación de Pemex para que vuelva a ser generadora de ingresos para el país y no sólo para unas cuantas manos. ¿Este mensaje podría interpretarse como el aviso de una segunda expropiación en materia energética? Cuando menos cabría que los ladrones del pasado, ex presidentes y personajes de la talla de Gamboa y Beltrones, regresaran su parte del botín materializado en plataformas ofertadas por la paraestatal a los hijos… del establishment, así, en inglés que es el idioma que entienden y ante el cual se arrodillan. Miserables vende-patrias.
Un tercer punto tuvo lugar con la promesa de abrir, a veinticinco años de distancia –no se espera a los 30 previstos–, los expedientes del caso Colosio que podrían comprometer seriamente a las figuras más sobresalientes del salinato incluyendo la cúpula integrada por los hermanitos salinas de gortari y el encantador de miserias Joseph-Marie Córdova Montoya, amén, claro de otras figuras relevantes como el extinto Manuel Camacho, padre político de Marcelo Ebrard Casaubon, Alfonso Durazo Montaño, secretario hoy de seguridad y Protección Ciudadana.

Te puede interesar

Advertisement