Hartazgo y decepción por Layda

Hartazgo y decepción por Layda

630
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.– Las pifias, errores y el mal gobierno en la alcaldía Álvaro Obregón, han generado el hartazgo, descontento y decepción entre sus habitantes, ya que Layda Sansores prometió un cambio y existe nulo trabajo y atención, lo que podría resultar en la desaparición de Morena en ese territorio de la capital.

Ante ese clima de cerrazón, desinterés y el afán de enaltecer la figura de un sólo personaje, el escenario político podría jugar a favor de otros insitutos políticos con mayor participación, toda vez que el gobierno de Sansores en la demarcación prácticamente está muerto, pues no tiene pies ni cabeza en Álvaro Obregón.

Otro factor, es la ruptura al interior de los grupos de Morena que operan en Álvaro Obregón, pues la alcaldesa busca dejar su legado en manos de la diputada local Valentina Batres, quien carece de capital político y presencia en la alcaldía.

Eduardo Santillán, legislador local, también busca la grande en AO, pero es mal visto por todas las corrientes de Morena, y la otrora modelo de revistas para hombres y ahora diputada federal por el PT, Lorena Villavicencio, no tiene relación con nadie de la alcaldía y nula presencia en Álvaro Obregón.

Además, Erick Reyes, exdelegado por el PRD, se dice ser el próximo alcalde apoyado por el director General de Administración, Alberto Esteva Salinas.

Juana García López, vecina de la Colonia Lomas de la Era, aseguró que la falta de servicios, luminarias, fugas de agua, bacheo, podas, falta de agua, aunado a la cerrazón que ha mostrado desde que asumió el cargo Layda Sansores, han provocado una decepción entre los habitantes, y es “momento de hacer un cambio. El PAN podría ser buena opción”, refirió a Diario BASTA!.

Víctor Sánchez de San Bartolo, detalló que el Gobierno de Layda Sansores se basa solo en gobernar para la gente de su partido y ha creado división y confrontación entre la comunidad, “si la alabas hay atención, pero si existe reclamo, nula atención”.

Al llegar a la alcaldía, su titular realizó un despido masivo de personal de Nómina 8 por cuestiones que nunca explicó, además, la falta de capacidad de sus servidores públicos, ya sea por ignorancia en su área o por incapacidad, ha generado confrontación y división entre ellos.