Desamparadas y sin seguros las Pymes

12

Víctor Sánchez

Los daños materiales durante los terremo­tos de septiembre del 2017, ascendieron a 48 mil millones de pesos. Los daños no han sido cuantificados por el gobierno federal y sólo se tiene una visión superficial que po­drían ascender a 5 mil millones de dólares. Sin embargo, el número de muertos fue de 369 en 6 entidades del país, según el coor­dinador Nacional de Protección Civil de Segob, Luis Felipe Puente.

Casi el 90% de las víctimas no estaba asegurada y, en el caso de los muertos, no dejaron cubiertos a sus familiares y en los daños de viviendas, muy pocos de los cien­tos de viviendas dañadas, así como oficinas, fueron resarcidos por empresas asegura­doras. Uno de los sectores que suele tener mayores pérdidas es el de las pequeñas y medianas empresas (Pymes). Los sismos de septiembre del año pasado y el de febrero del 2018 ocasionaron daños a la infrae­structura y el inventario de 13,500 Pymes, de acuerdo con datos del Instituto Nacional del Emprendedor. La cifra cobra particular relevancia cuando recordamos la magnitud de este tipo de unidades de negocio, pues el sector Pyme representa el 99.7% del univer­so de las unidades económicas del país, las cuales aportan el 36% del Producto Interno Bruto y el 80% de los empleos. Asimismo, se estima que entre el 7% y 17% de las PyMES cuentan con algún tipo de protección.

La cultura del seguro es materialmente nula en el país. Las empresas aseguradoras, las beneficiarias de ese negocio, no propor­cionan información, así como precios al alcance de los consumidores. En materia de seguros de vida, los precios son mucho muy elevados, pero en gastos médicos mayores, se disparan. En cuanto a daños a propiedades no cultivan el interés entre el consumidor.